Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 21:50

El Vall d’Hebron lidera un estudio internacional sobre un nuevo tratamiento para el cáncer de mama metastásico

Es una alternativa para los pacientes en los que la enfermedad es resistente a trastuzumab

Jueves, 23 de octubre de 2014, a las 15:36
Redacción. Barcelona
El Hospital Vall d’Hebron lidera un estudio preliminar de fase I-II a nivel internacional que demuestra que la combinación de dos fármacos (neratinib y capecitabina) es eficaz en pacientes con cáncer de mama metastásico HER2 positivo que han progresado a tratamientos aprobados previamente.

Jerónimo Navas, gerente del Vall d' Hebron.

Neratinib es un potente inhibidor de la actividad del tumor y capecitabina es un tipo de quimioterapia, con la ventaja que los dos fármacos se administran de forma oral. Esta combinación ofrece una nueva alternativa de tratamiento para pacientes con cáncer de mama avanzado HER2 positivo que se había hecho resistente a tratamientos previos con trastuzumab y lapatinib, y se apunta como una potencial tercera línea de tratamiento para estos pacientes.

El estudio demuestra que el 63 por ciento de los pacientes que participaron respondieron al tratamiento; de los cuales a un 64 por cientio no se les había administrado previamente lapatinib (fármaco que se administra como una segunda línea de tratamiento para este grupo de pacientes) y a un 57 por ciento sí. La supervivencia libre de progresión de los pacientes fue de 40 semanas en el primer grupo; y de 36 en el segundo. Estos resultados son comparativamente mejores a otras combinaciones de fármacos que se habían probado en pacientes con cáncer avanzado que no respondían bien a las primeras líneas de tratamiento, según informa el hospital.

La experiencia positiva  adquirida en este ensayo, liderado por el Grupo de Cáncer de Mama i Melanoma del VHIO, ha propiciado un estudio internacional de fase III que ya está en marcha, para comparar de forma directa los resultados de la combinación de neratinib más capecitabina con lapatinib más capecitabina (terapia actualmente aprobada en este contexto), dirigidas a pacientes con este tipo de cáncer de mama avanzado. Si los resultados son positivos, en un plazo de tres años se podría comercializar este fármaco como un nuevo estándar de tratamiento para pacientes con cáncer de mama avanzado HER2 positivo.