19 nov 2018 | Actualizado: 19:00

El SUMMA reduce un 20% el daño cardiaco en los infartos al suministrar un fármaco en la UVI

El consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, ha asistido a su presentación

Viernes, 04 de octubre de 2013, a las 13:34

Redacción. Madrid
El consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, acompañado por el director gerente del SUMMA, Pedro Martínez Tenorio, y por la directora médico, María José Fernández Campos, ha asistido a la presentación de los resultados del estudio “Metocard”, realizado por el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) y liderado por los cardiólogos Valentín Fuster y Borja Ibáñez.

El estudio -en el que el Servicio de Urgencia Médica de la Comunidad de Madrid (SUMMA 112) ha participado como centro nacional de asignación aleatoria de pacientes de toda España y de reclutamiento de pacientes en Madrid- ha demostrado que el suministro precoz del fármaco Metoprolol durante el traslado del paciente infartado reduce en un 20 por ciento la zona afectada por el infarto. Es decir, que el pronóstico y la evolución de los pacientes a los que se les ha administrado este fármaco de manera precoz mejora “de manera espectacular”, según ha explicado Vicente Sánchez-Brunete, co-investigador principal y subdirector del SUMMA.

Este fármaco, de la familia de los beta-bloqueantes, es conocido y aplicado para patologías cardiacas desde hace más de 30 años. El CNIC ha explicado que este estudio podría cambiar “la práctica clínica habitual ante un paciente de infarto que hasta ahora no recibía rutinariamente este medicamento antes de someterse a una angioplastia”. En sus conclusiones, el estudio del CNIC ha determinado que el enorme beneficio terapéutico, unido al bajo coste (que se cifraría en algo menos de dos euros), y la accesibilidad universal del medicamento hacen del mismo un candidato a implantarse en todos servicios de urgencia extrahospitalarios del mundo.

Participantes

Para el estudio, el CNIC ha contado con la colaboración de otros servicios de emergencia extrahospitalarios, como el 061-Galicia y con hospitales de la Comunidad de Madrid como el Puerta de Hierro, 12 de Octubre, Princesa o Clínico San Carlos. En el mismo han participado un total de 270 pacientes con infarto de cuatro Comunidades Autónomas: Madrid, Galicia, Castilla y León y Cantabria. Todos ellos fueron elegidos de manera aleatoria para recibir Metoprolol inmediatamente tras el diagnóstico del infarto y mientras se les trasladaba en UVI móvil al hospital para someterles a una angioplastia.

Los investigadores del CNIC estudian ahora continuar el ensayo clínico en una segunda fase multinacional y mucho más amplia en la que se estudie, no solo la reducción del tamaño del infarto, sino una reducción de la mortalidad a largo plazo de los pacientes tratados con Metoprolol precoz durante su traslado al hospital.