Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Miércoles, 13 de agosto de 2014, a las 17:14
Redacción. Palma
El Sindicato Médico de las Islas Baleares (Simebal) no descarta la convocatoria de movilizaciones, en sus distintas formas, del personal médico y facultativo de las instituciones sanitarias del servicio de salud ante la posibilidad de que el proyecto de Ley de Presupuestos para el 2015 se mantengan suspensos los acuerdos sindicales de carrera profesional.

Isidro Torres, presidente del Simebal.

Según informa la organización que preside Isidro Torres en su página web, “el objetivo de las acciones sería la restitución íntegra del derecho a la carrera profesional: abono a 1 de enero de 2015 del complemento sin amputaciones, inmediata convocatoria de fase extraordinaria de implantación para evitar la discriminación inconstitucional de miles de facultativos hoy excluidos y  convocatoria de fase ordinaria para todos, para hacer efectivo un derecho legal proclamado en tres normas estatales básicas”.

El Simebal, continua, ha reivindicado, en asambleas médicas de todos los centros, durante  el año 2014 la restitución a partir del 1 de enero de 2015 de lo que el Govern Balear ha sustraído al colectivo médico en  materia de carrera profesional. “Hemos pulsado en directo y en todos los centros la animosidad de los facultativos en esta cuestión, la indignación alcanza proporciones extremas”, añade.

Según el Sindicato Médico, “el Govern ha aplicado a los facultativos de Balears el mayor correctivo de todo el Estado en materia de carrera profesional: no sólo ha dejado de pagar el último tramo del 25 por ciento, sino que de un plumazo nos ha desvalijado en la nómina nada menos que el 32 por ciento del complemento de carrera”.

Por otra parte, ha demorado la convocatoria de fase ordinaria de carrera, con lo que ha imposibilitado el acceso al derecho a la carrera de miles de facultativos que no tuvieron la posibilidad de ser admitidos a la fase extraordinaria de implantación y ha impedido la progresión de nivel a otros, con lo que han sufrido un grave perjuicio profesional y retributivo, concluye el Simebal.