21 nov 2018 | Actualizado: 17:40

El sindicato médico denuncia coacciones a los MIR en el Clínico de Valencia

La organización critica que estos facultativos residentes pueden llegar a realizar jornadas de hasta 31 horas continuadas

Lunes, 20 de abril de 2015, a las 22:09
Redacción. Valencia
El sindicato médico CESM-CV denuncia que en el Hospital Clínico de Valencia se estarían ejerciendo coacciones sobre los médicos en formación de determinados servicios, para disuadirles de ejercer su derecho a la libranza de las guardias.

Como resultado, los MIR pueden llegar a realizar jornadas de hasta 31 horas continuadas, ilegales según el Decreto de Jornada vigente para todo el personal al servicio de la Consejería de Sanidad, afirma esta organización a través de un comunicado. Esta situación, añade, no solamente afecta a la salud laboral de los profesionales sino que, puede afectar gravemente a la seguridad de los ciudadanos que utilizan el sistema sanitario.

CESM en esta comunidad asegura que ningún médico, especialista o en vías de serlo, puede disponer de su descanso tras la guardia, sino que este es obligatorio y, por lo tanto, debe ser exigido y garantizado por los responsables de la gestión, a todos los niveles.

La situación de los MIR en el centro

Los profesionales en formación MIR son los más "débiles" del sistema y son, con frecuencia, "objeto de abusos" de todo tipo en determinados servicios y unidades con responsables carentes de todo escrúpulo, denuncian. Tal conducta, que ignora la normativa vigente, puede constituir un delito de prevaricación y contra la salud pública, por lo que exigen al director gerente del Departamento Valencia-Hospital Clínico que actúe con carácter de urgencia para erradicar este tipo de prácticas.

Ante esta situación, apoyarán a los profesionales presentando una demanda ante la Consejería de Sanidad para que la Inspección de Servicios Sanitarios investigue dichos hechos y adopte las medidas correspondientes. "Todo ello sin defecto de las medidas que a nivel penal pudieran corresponder contra los responsables directos de los hechos denunciados".