Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 16:05

El Sespa cerró 2009 con unas obligaciones infravaloradas en 167 millones

Galcerán dice que la deuda no le pilla “por sorpresa, desgraciadamente”

Jueves, 07 de julio de 2011, a las 16:41

Redacción. Oviedo
El Consejo de la Sindicatura de Cuentas aprobó el 1 de julio el informe definitivo sobre la fiscalización de la Cuenta General del Principado de Asturias correspondiente al ejercicio de 2009. En este informe, el órgano fiscalizador ha detectado que el Servicio de Salud del Principado (Sespa) cerró el año 2009 con unas obligaciones presupuestarias reconocidas infravaloradas en 166,941 millones.

“Esta cantidad representa la deuda no presupuestaria cuantificada y facilitada por el Sespa”, sostiene el informe. Por ello, la Sindicatura sostiene que, a la hora de la asignación anual de créditos al Servicio de Salud, la Consejería de Economía debería tener en cuenta la deuda que "de modo recurrente se va desplazando año tras año, entre otras razones para evitar los elevados gastos financieros derivados de los intereses de demora".

La Sindicatura entiende que tomada en su conjunto la Cuenta General "refleja razonablemente la realidad económica y financiera". Y señala que con carácter general "se adecua a la legalidad vigente".

Entre algunas de las observaciones que realiza el órgano fiscalizador destaca que la recaudación por impuestos indirectos disminuyó con respecto a 2008. El reconocimiento neto de derechos por los impuestos citados bajó en 131.379 millones de euros.

La liquidación definitiva de la financiación autonómica respecto a 2008 tuvo saldo negativo y el endeudamiento bancario aumentó en un 34 por ciento respecto a 2008. Por su parte, el remanente de tesorería de la Administración del Principado fue negativo en 195.987 millones de euros, "como mínimo".

Respecto a la contratación la Sindicatura de Cuentas volvió a incidir, como en años anteriores, en la necesidad de tomar las medidas necesarias para salvaguardar los principios esenciales de igualdad de trato a los licitadores, no discriminación y transparencia. En este sentido, recomienda la puesta en marcha de un tratamiento informático de la documentación del Registro de Contratos de la Administración del Principado.

Galcerán, del PP: “La deuda no nos pilla por sorpresa, desgraciadamente”

Por su parte, el portavoz de Sanidad del Grupo parlamentario Popular en la Junta General del Principado, Carlos Galcerán, ha señalado que la deuda de 167 millones de euros no le pilla “por sorpresa, desgraciadamente”. Galcerán ya había denunciado la existencia de facturas impagadas en los cajones del Sespa, tanto en los plenos como en las Comisiones correspondientes de la Junta General. Y recuerda que el PP ha advertido a los consejeros de Salud y Economía de la grave situación en la que se encontraban las cuentas sanitarias.

“Aquellas facturas impagadas, de las que ya la Sindicatura de Cuentas informó en su momento, siguen estando impagadas y se han ido acumulando otras, de tal manera que el agujero ha ido creciendo hasta alcanzar una cifra desorbitada y muy preocupante. Esta deuda lastra e hipoteca el futuro de Asturias", ha sostenido el responsable del PP. Asimismo, Galcerán ha dicho que no solo hay que contemplar esta deuda, sino que "el nuevo HUCA tiene un sobrecoste reconocido de más de 90 millones de euros cuya justificación aún estamos esperando". "Curiosamente, si sumamos ambas deudas obtendremos cerca de 260 millones de euros que, utilizando una comparación para darse cuenta del alcance del agujero, es equivalente al precio de licitación del nuevo HUCA", ha añadido.