Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:05
Viernes, 12 de julio de 2013, a las 13:11

Redacción. Mérida
El Servicio Extremeño de Salud (SES), dentro del marco de fomento de la salud comunitaria en Extremadura, concede un total de 445.000 euros en ayudas para desarrollar proyectos sociosanitarios en el campo de la participación comunitaria en salud desde asociaciones de afectados y familiares por patologías crónicas.

Así se desprende de la publicación en el Diario Oficial de Extremadura (DOE) de la resolución de la convocatoria de subvenciones para la financiación de proyectos sociosanitarios en el ámbito de la participación comunitaria en Salud para el año 2013.

El objetivo de estas ayudas, convocadas mediante Orden de 5 de marzo de 2013 y de concurrencia pública, es desarrollar proyectos sociosanitarios de participación comunitaria en salud en materias relacionadas con la información, sensibilización, formación, promoción y prevención de la enfermedad, así como la asistencia, rehabilitación y reinserción de los afectados.

Con estas ayudas, el SES facilita la labor solidaria de un total de 26 entidades, entre federaciones y asociaciones sin ánimo de lucro de pacientes y familiares, de ámbito regional o provincial.

Las subvenciones están dirigidas a la financiación de los gastos y al mantenimiento de entidades destinadas a la atención de afectados por cáncer -tanto niños como adultos- enfermedades raras o enfermedades endocrino-metabólicas como la diabetes mellitus y la enfermedad celiaca.

Asimismo, se subvencionan entidades que trabajan por las enfermedades renales; enfermedades neurológicas como el Parkinson y Alzheimer; enfermedades digestivas como colitis ulcerosa y Chron, trasplantes de órganos, enfermedades mentales como trastornos alimentarios y por la infección del VIH-enfermedad Sida.

El Gobierno de Extremadura con estas subvenciones reconoce la gran labor de las asociaciones de pacientes y familiares, tarea que realizan desde la solidaridad y el altruismo, ofreciendo permanentemente una acción complementaria a la que prestan los servicios públicos, tanto sociales como sanitarios que resulta de grandísima utilidad.