17 nov 2018 | Actualizado: 18:20

El Hospital de Ciudad Real pone en marcha la Unidad de Degeneración Macular asociada a la edad

El objetivo es hacer seguimientos individualizados y mantener controlados los tratamientos del paciente en una unidad específica para su patología.

Jueves, 02 de mayo de 2013, a las 15:46

Redacción. Ciudad Real
El servicio de Oftalmología del Hospital General Universitario de Ciudad Real crea la Unidad de Degeneración Macular asociada a la edad, un trastorno de la vista, muy común entre la población mayor de 60 años, que destruye lentamente la visión central y aguda. Esta degeneración macular dificulta a los pacientes realizar actividades cotidianas como leer, conducir o reconocer a las personas según la distancia a la que se encuentren, ya que la mácula es la zona de la retina encargada de la visión fina de los detalles.

Según explica el doctor Halaoui, jefe de servicio de Oftalmología, la dinámica prevista para agilizar las consultas será “administrar a primera hora de la mañana los tratamientos intravitreos y a segunda hora se harán las revisiones de todos los enfermos que se han sometido previamente al tratamiento”, de forma que se garantice la continuidad de los cuidados bajo la supervisión de un mismo especialista.

La iniciativa implica “agrupar a todos los pacientes con degeneración macular que requieran un mismo tratamiento y derivarlos a la unidad que les suministrará los cuidados específicos, entre ellos la inyección intravítrea”, de acuerdo al protocolo fijado por las distintas sociedades médicas de retina, explica el doctor Halaoui. La Unidad, que empezará a funcionar a partir del 6 de mayo, estará compuesta por un médico especialista y un residente que realizarán el control individualizado de los pacientes y contará con todos los métodos diagnósticos y terapéuticos de última generación

La puesta en marcha de una unidad específica para pacientes con degeneración macular forma parte del esfuerzo que realizan los profesionales del servicio por realizar los tratamientos más avanzados para los pacientes con una baja visión.
Así, en las últimas semanas el servicio de Oftalmología del Hospital General Universitario de Ciudad Real ha recibido el reconocimiento de la Sociedad Oftalmológica de Castilla-La Mancha (SOCAM) por un caso clínico, poco común, de necrosis retiniana provocado por un citomegalovirus que afecta a la retina y destruye el tejido. Tras someter al paciente a un tratamiento antiviral y de corticoides, al que respondió satisfactoriamente, el equipo de oftalmólogos consiguió que recuperara parte de la visión.