Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 12:00
Miércoles, 13 de febrero de 2013, a las 17:58

Redacción. Santiago
La consejera de Sanidad, Rocío Mosquera, ha ratificado en el Pleno del Parlamento el compromiso de la Administración sanitaria con sus trabajadores, como recoge el primer Plan de Ordenación de Recursos Humanos del Servicio Gallego de Salud publicado el pasado año.

Rocío Mosquera.

La titular de Sanidad ha destacado que el Sergas estabilizó en menos de cuatro años más de 4.000 puestos de trabajo, de los que 1.000 corresponden a personal facultativo, 2.000 a personal sanitario no facultativo y el resto corresponden a personal de gestión y servicios.

Mosquera ha indicado que para seguir avanzando en la mejora de los servicios es imprescindible implantar herramientas que permitan conocer las necesidades presentes futuras y planificar conforme a ellas. A esta necesidad responde al Plan de Ordenación de Recursos Humanos, en el que se identifican las diferentes necesidades de categorías, especialidades o ámbitos de prestación de servicio, definiendo medidas para garantizar la continuidad asistencial.

Según ha explicado Mosquera, en el marco de la actual Oferta Pública de Empleo (OPE) se iniciaron en el año 2012 los trámites de una nueva oferta para el personal licenciado sanitario con la convocatoria del concurso de traslados previo -en el que se ofrece a los propietarios de plazas en el sistema a posibilidad de mejorar su destino definitivo- y del que ya se publicaron las listas provisionales.

En esta fase de la OPE se convocaron 176 plazas vacantes ocupadas, ajustándose a la tasa de reposición establecida en la normativa vigente. Así, y habida cuenta la celebración del concurso de traslados previo –como establece el Plan de Ordenación de Recursos Humanos-, se ofertarán aquellas plazas que no hayan sido solicitadas por propietarios del Sergas o de otros servicios de salud. Una vez terminada esta fase, el proceso seguirá con la convocatoria para otras categorías profesionales, como es habitual.