21 nov 2018 | Actualizado: 19:20

El Sergas convocará en 2015 plazas para cubrir el 50 por ciento de las jubilaciones

El 90 por ciento de los profesionales no solicita prorrogar sus servicios, afirma

Jueves, 23 de octubre de 2014, a las 15:56
Redacción. Santiago de Compostela
La directora general de Recursos Humanos del Servicio Gallego de Salud (Sergas), Margarita Prado, se ha mostrado este jueves satisfecha con el incremento hasta el 50 por ciento en la tasa de reposición de vacantes en sanidad y ha confirmado que este departamento convocará el próximo año las plazas para cubrir estas vacantes hasta el nuevo límite marcado por el Gobierno central.

Margarita Prado.

Así lo ha indicado en comisión parlamentaria en respuesta a una pregunta formulada por la diputada socialista Carmen Acuña en relación a las jubilaciones forzosas de sanitarios al cumplir 65 años y los efectos de esta circunstancia en la asistencia.

En su respuesta, Margarita Prado ha asegurado que la actuación del Sergas en este ámbito es de “plena conformidad con el ordenamiento jurídico vigente”, lo que evidencia el hecho de que no existe “ni una sola sentencia judicial que obligue a reintegrar a un profesional jubilado”. Las vacantes generadas por estas jubilaciones “son cubiertas teniendo en cuenta las necesidades” de los servicios y, hasta ahora, la tasa de reposición del 10 por ciento que marcaba el Gobierno.

No obstante, Margarita Prado ha recordado la decisión recientemente anunciada por el Gobierno central de incrementar en sanidad esta tasa de reposición hasta el 50 por ciento, algo que el propio Ejecutivo gallego había “planteado”.

Para el PSOE “el ritmo de las jubilaciones puede ocasionar un grave deterioro en el servicio”

Durante su intervención, Carmen Acuña ha asegurado que el ritmo de jubilaciones en el sistema sanitario gallego puede “ocasionar un grave deterioro” en este servicio, tanto en la “calidad” como en la “cantidad” de recursos.

Según los cálculos socialistas, entre 2010 y 2015 se realizarán en Galicia más de 800 jubilaciones de profesionales de la sanidad, una situación agravada en 2013 con la entrada en vigor de una norma que obliga a los sanitarios a una jubilación forzosa a “los 65 años y un segundo”, en lugar de poder acogerse a la prolongación de actividad hasta los 70 años como anteriormente.

El 90 por ciento de los profesionales no solicita prorrogar sus servicios

La directora general ha apuntado, no obstante, que “no es cierto que se denieguen” todas las solicitudes, que “se aceptan en aquellos servicios que son deficitarios”, y ha señalado que “más del 90 por ciento de los profesionales jubilados no formularon permanencia en el servicio”.