13 nov 2018 | Actualizado: 21:20
Jueves, 08 de mayo de 2014, a las 11:59
Redacción. Mallorca
El Ib-Salut ha reconocido que debe una media de 800 euros a cada profesional de enfermería del área de Menorca por el complemento de nocturnidad que hasta ahora se ha abonado por debajo de lo estipulado, según informa el Sindicato de Enfermería (Satse) en un comunicado oficial. Pese a dicho reconocimiento, y tras varios meses de solicitar la satisfacción de las cantidades adeudadas, el Ib-Salut y la gerencia de Menorca se niegan a abonarlas, han añadido. La deuda, que depende del número de turnos de noche realizados, puede ascender a 1000 euros por enfermera en algunos casos y ascender a un total estimado de 150.000 euros, sin contar otros colectivos afectados, según ha informado Satse.

Sergio Tortosa, vicesecretario general autonómico del Satse.

El concepto de nocturnidad que se ha estado abonando en este área es inferior al estipulado por las tablas retributivas del mismo Servicio de Salud, debido a un “error” en la confección de las nóminas por parte del servicio de Recursos Humanos de esta gerencia. Según el sindicato, el fallo se produce desde el año 2008 aunque es probable que siempre se haya retribuido así, habiendo perdido ya los profesionales el derecho a reclamar una parte de las cantidades atrasadas, al haber prescrito la deuda.

El sindicato de enfermería se percató del problema a raíz del cambio del programa de nóminas en octubre de 2013, cuando pasaron a realizarse de manera centralizada desde Palma. Tras reivindicar varios meses la solución a este problema, el 11 de febrero de 2014 el director de Recursos Humanos del Ib-Salut, Miquel Costa, se comprometió a solucionar el problema. Más de dos meses después ni se ha subsanado, ni se ha vuelto a informar ni a tomar ninguna medida para aminorar el malestar de los profesionales afectados, ha declarado el sindicato.

Una vez cumplidos los plazos de respuesta de la administración a estas reclamaciones, Satse recurrirá a la vía judicial para obligar al Ib-Salut a enmendar de forma inmediata este agravio comparativo entre los profesionales de la enfermería de Menorca frente a sus homólogos mallorquines.