Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 22:05

El San Pedro ahorra 1,4 millones al año en energía

Se han reducido las emisiones de CO2 en torno a 6.100 toneladas

Martes, 12 de marzo de 2013, a las 12:18

Redacción. Logroño
Salud y Servicios Sociales, consciente de los beneficios económicos y medioambientales de la implantación de estrategias de ahorro y eficiencia energética en diferentes instalaciones, ha apostado por introducir medidas que favorecen un uso racional de los recursos, minimizando los problemas medioambientales con el objetivo de aumentar la eficiencia energética.

Mari Luz de los Mártires, gerente.

De hecho, desde finales de 2010 el Hospital San Pedro dispone de un Plan de Eficiencia Energética en el que se planteaba un balance energético de las instalaciones y se proponían, en función de las necesidades detectadas, una serie de mejoras encaminadas al ahorro energético y a la reducción de emisiones de CO2.

El ahorro estimado, una vez que el Plan esté plenamente en marcha, permitirá una contención anual estimada en más de un millón de euros anuales. Y sólo en 2011, primer año de implementación de algunas de las medidas de eficiencia energética contempladas en el Plan, se ha conseguido un ahorro en electricidad de aproximadamente 1.2 millones euros al año (1,5 millones de Kwh/año) y en gas, en torno a los 230.000 €/año (4,5 millones de Kwh/año). En gas, en términos de reducción de emisiones de CO2, ha supuesto unas 6.100 toneladas de CO2, estando todavía inmersos en el despliegue de medidas de contención del consumo energético.

Las mejoras comenzaron en iluminación interior, con la instalación de detectores de presencia en los baños de uso común, la optimización de la tecnología lumínica mediante implementación de la tecnología LED en el Bloque Técnico del Hospital, y el control horario del encendido y apagado de la iluminación en todo el Centro hospitalario.

En iluminación exterior se ha incorporado a los cuadros de una serie de reguladores de flujo lumínico para el control de éste en función de la hora del día. En climatización, se ha regulado el funcionamiento horario de las climatizadoras, fijando un horario para cada equipo, en función de las necesidades del servicio al que climatiza. Asimismo,  se ha mejorado la gestión del sistema de control de climatización mediante instalación de los detectores de apertura de ventanas, con fin de evitar la pérdida de energía innecesaria.