Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50

El San Joan de Déu edita un vídeo en ruso para atraer pacientes extranjeros

Fuentes del hospital reconocen que su intención es la de potenciar esta línea de trabajo

Lunes, 08 de abril de 2013, a las 16:25

Manel del Castillo Rey, director gerente del centro.

Redacción. Barcelona
El Hospital Sant Joan de Deú de Esplugues de Llobregat (Barcelona) ha editado un vídeo en ruso de diez y minutos y medio de duración, consultable desde su página web, ideado para atraer al centro pacientes internacionales, han confirmadofuentes del centro.

Tal y como ha avanzado este lunes TV3, el hospital trabaja en un proyecto para captar pacientes extranjeros por vía privada, aunque el mismo hospital ha declinado ofrecer más detalles porque el plan todavía no está definido por completo.

A pesar de ello, y aunque no es novedoso que se atienda a pacientes extranjeros, las mismas fuentes han reconocido que la intención es "potenciar" esta línea.

El Hospital Sant Joan de Deú, especializado en atención maternoinfantil, es un centro concertado adscrito a la Red de Utilización Pública (Xhup) catalana, en el que trabajan más de 1.200 empleados, con 340 camas y 12 quirófanos, y que realiza anualmente más de 25.000 altas, 200.000 visitas de consultas externas y 115.000 urgencias.

Los recortes en sanidad llevados a cabo por la Generalitat han hecho que cada vez más centros amplíen su oferta privada, en un intento por compensar sus balances económicos y aprovechar instalaciones que, en algunos casos, se utilizan ahora con menor intensidad.

La Consejería de Salud ha insistido en diversas ocasiones que estas opciones no van en detrimento de la atención pública, y ha destacado que el Servicio Catalán de la Salud (CatSalut), quien compra los servicios a los hospitales concertados, debe velar porque la atención siga siendo universal y gratuita.

Ejemplo de la ampliación de servicios no públicos en hospitales de la red pública es que ocho hospitales de Catalunya disponen ya de cerca de 500 butacas abatibles de pago para los acompañantes de pacientes que quieran pasar la noche de forma más confortable.