Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

El registro de agresiones a profesionales sanitarios se integra en el Observatorio de Castilla y León

Configurará un informe anual con la información más relevante obtenida en sus funciones

Jueves, 16 de octubre de 2014, a las 14:10

José Antonio de Santiago Juárez, portavoz de la Junta.

Redacción. Valladolid
El Consejo de Gobierno ha aprobado el decreto por el que se crea y se regula el Observatorio de Castilla y León, cuya función principal será el estudio de los problemas, las necesidades y las realidades de los ciudadanos, especialmente en lo relacionado con el género, la convivencia escolar y las agresiones al personal de los centros sanitarios.

Estará compuesto por representantes de diferentes Administraciones Públicas, sindicatos, universidades, colegios profesionales y organizaciones empresariales y no supondrá ningún coste económico o estructura. Con este decreto se cumple una de las 65 medidas para la Reforma de la Administración autonómica aprobadas por la Junta el pasado 30 de enero, que expresamente se refería a clarificar el concepto de observatorio y racionalizar su número y funciones.

El Proyecto de Decreto aprobado en Consejo de Gobierno tiene como objetivo unificar todas las funciones similares de estudio y análisis, que hasta ahora realizaban otros órganos colegiados, con el objetivo de simplificar y optimizar los recursos y así mejorar los servicios a los ciudadanos. Por este motivo, el decreto suprime los observatorios para la Convivencia Escolar, de Género, y de Agresiones al personal de la Gerencia Regional de Salud de Castilla y León, así como el Observatorio Regional de la Sociedad de la Información. Todas sus funciones las aglutinará el Observatorio de la Comunidad de Castilla y León.

Este organismo adscrito a la Consejería de la Presidencia será un instrumento de estudio, análisis y seguimiento de la realidad social de Castilla y León y, en particular, de los asuntos referentes al género, la convivencia escolar y las agresiones al personal de los centros sanitarios, aunque podrá actuar sobre cualquier otro asunto cuando sea necesario. Para llevar a cabo esta función contará con representantes de Administraciones Públicas, sindicatos, universidades, colegios profesionales y organizaciones empresariales.

El Observatorio configurará un informe anual con la información más relevante obtenida en sus funciones y deberá reunirse, al menos, dos veces al año. La creación de este organismo no supone ningún coste económico y será la Consejería de la Presidencia la que atenderá, con sus medios personales y materiales, las necesidades derivadas de su funcionamiento.

Contará con una sección específica de agresiones al personal de los centros sanitarios

El Observatorio de la Comunidad de Castilla y León estará presidido por el consejero designado por el Presidente de la Junta de Castilla y León para esta función y compuesto por cuatro formaciones permanentes: Comité permanente, sección de género, sección de convivencia escolar y sección de agresiones al personal de los centros sanitarios. Además, el observatorio podrá solicitar a la Fiscalía de la Comunidad Autónoma de Castilla y León y al Colegio de Periodistas de Castilla y León que participen como expertos en el desarrollo de sus labores.

La sección de agresiones al personal de centros sanitarios está formada por el presidente del Comité permanente y un representante de la Gerencia Regional de Salud de Castilla y León; del Consejo de Colegios Profesionales de Médicos; del Consejo de Colegios Profesionales de Diplomados en Enfermería; del Consejo de Colegios Profesionales de Diplomados en Trabajo Social y Asistentes Sociales; del Colegio Profesional de Fisioterapeutas; de los colegios oficiales de Odontólogos y Estomatólogos; del Consejo de Colegios Profesionales de Farmacéuticos; del Colegio Profesional de Psicólogos; y una persona en representación de cada una de las organizaciones sindicales con representación en la Mesa Sectorial que no estén representadas en el Comité permanente.