Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 17:15

El PSOE pide a Palacios que se oponga a la eliminación de las mamografías de la cartera básica

Según Teresa Rosique, supone dar un paso más en la aplicación del copago

Lunes, 17 de septiembre de 2012, a las 13:17

Redacción. Murcia
La responsable de Sanidad del Grupo Parlamentario Socialista, Teresa Rosique, ha presentado una moción en la asamblea en la que pide a la consejera María Ángeles Palacios que muestre al Ministerio su oposición a la eliminación de las mamografías de la cartera básica.

Teresa Rosique.

El Ministerio de Sanidad está revisando la cartera básica de servicios y está estudiando excluir las pruebas para detectar o prevenir diversas enfermedades, como ocurre con las mamografías.

En opinión de la diputada, "supone dar un paso más en la aplicación del copago sanitario que afectaría a las mujeres, en este caso, a pruebas esenciales y vitales para detectar y prevenir la aparición del cáncer de mama", según han informado fuentes socialistas en un comunicado.

La mamografía es de vital importancia para la detección precoz del cáncer de mama. Permite al radiólogo detectar pequeñas lesiones previas al cáncer de mama, lo que posibilita su estudio y en caso de que se trate de un cáncer, ser tratado de forma adecuada y a tiempo.

Rosique destacó la importancia de la detección temprana del cáncer de mama, ya que permite a los médicos iniciar el tratamiento correspondiente con brevedad, lo que resulta fundamental para salvar la vida de la mujer que se encuentra afectada.

"Si el Ministerio lleva adelante este recorte estará cruzando todas las líneas rojas de la prevención. Eliminar de la cartera básica las mamografías provocará que muchas mujeres no puedan acceder a estas pruebas preventivas del cáncer, con las consecuencias vitales que para ellas tendrán estos recortes", ha añadido.

En el bienio 2009-2012, a pesar de las campañas de prevención del cáncer de mama realizadas por la Consejería de Sanidad, sólo el 68,62 por ciento de las mujeres de edades comprendidas entre 50 y 69 años en la región acudieron a hacerse una mamografía.

Rosique manifestó que "si ahora el Ministerio pretende cobrarles por ello, lejos de incentivar el acceso a esas pruebas lo que ocurrirá es que disminuirá ese porcentaje con el riesgo que supone para esas mujeres".

Asimismo, subrayó que "la Consejera de Sanidad debe oponerse, con toda rotundidad, ante el Ministerio de Sanidad, a la posible aplicación de esta medida, en defensa de la salud de todas las mujeres de nuestra Comunidad Autónoma a las que representa".

Por otra parte, agregó que el Real Decreto aprobado por Mariano Rajoy y su gobierno de recortes sanitarios empezó aplicando el copago farmacéutico a los pensionistas, copago que ya ha entrado en vigor, e incrementando el copago al resto.

En noviembre entrará el copago para la denominada cartera complementaria de servicios, que afectará al transporte sanitario no urgente, que precisan personas enfermas de cáncer, enfermos de hemodiálisis y también afecta a las prótesis externas.

Sin embargo, según la diputada socialista "lo peor está por venir. Al Gobierno de Rajoy le quedan por definir qué va a pasar con dos carteras de servicios sanitarios, como la cartera básica, que estará libre del copago y que según lo que está trascendiendo, como ha ocurrido con las mamografías, se sacarán prestaciones que ahora son gratuitas; además tiene que determinar la cartera accesoria de Servicios, cuyas prestaciones serán todas de copago".