Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 15:50

“El PSOE deja un agujero de 15.000 millones en sanidad”

“Debemos aspirar a ser algo más que el quinto mejor sistema sanitario del mundo”, ha indicado

Jueves, 06 de octubre de 2011, a las 00:39
Cristina Mouriño / Redacción / Imagen: Miguel Á. Escobar y Diego S. Villasante. Madrid
La coordinadora de Participación Social del Partido Popular, Ana Pastor, asegura que el candidato socialista a la Presidencia, Alfredo Pérez Rubalcaba, tiene "la credibilidad por debajo de cero" en todas las propuestas que hace, incluida la de subir los impuestos del alcohol y el tabaco para financiar la sanidad, tras participar en un gobierno que ha creado paro, provocado el cierre de empresas y generado un agujero de 15.000 millones en la quinta mejor sanidad del mundo.

Pastor, ayer en la jornada organizada por Intereconomía.

La exministra, que ha participado en una jornada organizada por el Grupo Intereconomía, ha explicado que "pretendemos no sólo ser el quinto mejor sistema sanitario del mundo, yo aspiro a más, aspiro a ser uno de los primeros del mundo, pero a serlo porque nuestros profesionales e investigadores están al nivel más alto. Tenemos un nivel de sanidad excelente y no nos podemos permitir perderlo", ha aseverado.

Pastor ha recordado que ella fue ministra de Sanidad en el anterior gobierno 'popular' y que, durante su tiempo en el cargo, se "apretaron el cinturón, duplicaron el presupuesto en sanidad" y lograron lo que se conoce como "el milagro español". Por eso, a su juicio, en un sector como la sanidad "sería importante que, quien esté al frente, conozca la sanidad, porque ayuda mucho". No obstante, ha evitado proponerse como candidata al cargo porque "eso lo decide Rajoy".

En la primera, los consejeros de Sanidad de la Comunidad Valenciana, Luis Rosado; y la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty. A continuación, Mariano Guerrero, secretario de la Sociedad Española de Directivos de la Salud y moderador de la jornada; Félix Bravo, director gerente del Hospital del Sureste; y Ricardo López, director general del Grupo Sanitaria 2000.

Ricardo López, director general del Grupo Sanitaria 2000; Luis Rosado, consejero de Sanidad; y Amparo Esparza Tudela, jefa de la Unidad de Comunicación de la Consejería de Sanidad de Valencia. En la siguiente, Francisco José Parras Vázquez, de Roche Farma; y Francisco Javier Barreiro González, de Roche Diagnostics.

En la primera imagen, Mariano García Rubio, gerente de Relaciones Institucionales de Ferrer Internacional; José Manuel Ruiz Calvo, consejero delegado de Pentax Life Care; y Laureano Díaz, jefe regional de ventas de Draeger. En la segunda; Jesús Escudero González, director general de Gasmedi; Luis Rosado; y Pablo Domínguez, director de Relaciones Institucionales de Carburos Médica.

Paloma Beltrán Pereira, responsable de Relaciones Institucionales de Boston Scientific. A continuación, José Ramón Álvarez, de SAS Institute; Luis Méndez, director general de SAS Institute; y Eduardo Rodríguez Rovira, presidente de Laboratorios Indas.

De izquiera a derecha; Luis Vargas Gutiérrez; director financiero de Molnlycke; Pedro Tellería, director general de Saniline; y Juan Knuth, vicepresidente de Palex Medical. En la última, José Luis Gómez, director general de Becton Dickinson.

Madrid y Valencia apuestan por cambios estructurales en el SNS para que sea sostenible

Los consejeros de Sanidad de Madrid y Comunidad Valenciana, Javier Fernández-Lasquetty y Luis Rosado, respectivamente, apuestan por introducir cambios estructurales en el actual modelo sanitario para garantizar su supervivencia. Ambos han reconocido que “no son tiempos para la sanidad de crecer, tampoco de reducir; pero si de mantener o mejorar la calidad con los recursos de los que disponemos”.

En el caso de la Comunidad de Madrid, Fernández-Lasquetty ha asegurado que la apuesta por nuevas fórmulas de gestión como los modelos PCI o modelos de concesión ha permitido importantes mejoras asistenciales. “Los nuevos hospitales de la Comunidad atienden el 20 por ciento de la actividad sanitaria regional y esto con los modelos tradicionales no hubiese sido posible”.

Por su parte el consejero valenciano ha reconocido que “no podemos llegar muy lejos sino hacemos una contención del gasto o un cambio de modelo”. Rosado ha explicado las ventajas que suponen para la gestión sanitaria los modelos de colaboración público-privada. Según el consejero, “el coste por habitante es por definición menor en el modelo concesional”. Asimismo, ha destacado que “este modelo comparte objetivos con la Administración pública y no es un modelo privatizador”.

Tanto Madrid como Valencia han actuado con propósito de austeridad desde el antes del inicio de la crisis, según han apuntado sus consejeros, y esto ha permitido que se pueda continuar ofreciendo la misma calidad sin tener que recortar como ha ocurrido en otras comunidades.