Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 13:00

El PSOE espera que se paralice la supresión de 16 médicos rurales

Alonso critica la “política de hechos consumados del Gobierno”

Miércoles, 10 de septiembre de 2014, a las 14:31
Redacción. Zaragoza
El portavoz socialista en la Comisión de Sanidad de las Cortes, Eduardo Alonso, pedirá este jueves en el pleno del Parlamento autonómico que el Gobierno de la comunidad "paralice la supresión de 16 plazas de médicos, que pretende amortizar" en el medio rural, "además de los 110 médicos que se han recortado ya en esta legislatura".

Eduardo Alonso.

Alonso ha indicado que "en las últimas fechas se están produciendo más recortes en la sanidad aragonesa que están provocando movilizaciones en Biscarrués" al pasar el centro de salud de Ayerbe del que depende de seis a cinco médicos, mientras que también "se van a producir supresión en localiades como Aguaviva, Belmonte, La Cerollera, Torrevelilla o la Cañada de Verich (en el Bajo Aragón) y en las comarcas de Calatayud, Daroca, Cinco Villas o Sobrarbe".

Además, "se han producido recortes de horarios" en consultas este verano en lugares como Cuarte de Huerva, Cadrete, Longares y Alfamén, ha sostenido el diputado socialista. Alonso ha deseado que "los grupos de las Cortes rechacen el recorte y la amortización de plazas de médicos y se mantenga el servicio de consultas que había hasta hace poco en los pueblos de la Comunidad ya que es vital tener buenos servicios sanitarios para mantener la población en el medio rural".

El parlamentario del PSOE ha afirmado que durante el verano el Gobierno de Aragón está comunicando la supresión de facultativos a los alcaldes "a hechos consumados". Por eso, "lamentamos que los recortes se hagan con alevosía y premeditación, sin la mínima consulta a los responsables municipales".

Alonso ha señalado que, en esta legislatura, el Gobierno presidido por Luisa Fernanda Rudi "ha suprimido más de 110 médicos en Aragón", mientras que "las listas de espera han pasado de 312 pacientes en 2011 a más de 4.000 personas en la actualidad, a pesar de haber hecho cinco planes de choque".