21 nov 2018 | Actualizado: 19:20

El PSOE dice que hasta el 20% de pensionistas no tiene tarjeta sanitaria

Algunos llevan “más de un año sin ellas”, según José María Vergeles

Domingo, 10 de noviembre de 2013, a las 15:53

Redacción. Badajoz
El PSOE de Extremadura ha advertido de que la tarjeta sanitaria es necesaria para que se "aplique" el límite de copago y a día de hoy "entre un 15-20 por ciento de la población pensionista no dispone" de ella.

Vergeles.

En una nota de prensa, los socialistas han explicado que algunos pensionistas "llevan más de un año sin ellas", y solo disponen del "papel provisional" que renuevan cada tres meses, "que en ningún caso sirve para que se les pueda aplicar el tope de los 8 ó 18 euros y seguirán pagando el 10 por ciento de todos los medicamentos".

El secretario de Sanidad del PSOE de Extremadura, José María Vergeles, ha transmitido al jefe del Ejecutivo regional, José Antonio Monago, que, si ha "vinculado" esta medida con la tarjeta sanitaria, la expida "de manera inmediata al 100 por ciento de la población", así como que informe del funcionamiento a los pacientes para "no cometer más injusticias en una medida absolutamente improcedente y carente de sentido como es el copago de los medicamentos".

Según ha explicado en el comunicado, hace unos días el consejero de Salud anunció la puesta en marcha del programa informático que permite aplicar el tope del copago farmacéutico, "y decía que se podía aplicar para todo tipo de recetas, electrónicas y en papel".

Vergeles recuerda que el Ejecutivo autonómico "está en la obligación de informar a los pensionistas de lo que tienen que hacer", ante lo que añade que "la cosa es tan grave que un pensionista sin tarjeta sanitaria, para que se le aplique el tope legal en el copago de los medicamentos, tienen que ir a su centro de salud de referencia, dirigirse a la unidad de tarjeta sanitaria, darse de alta y permitir que el SES y las farmacias puedan intercambiar datos como su DNI".

"Esto es de extrema gravedad, ya que muchos pensionistas viven en poblaciones donde no hay centros de salud, sino consultorios locales, y se les hace que se desplacen a sus centros de salud de referencia para que se les pueda aplicar el tope de copago de medicamentos", según ha criticado el dirigente socialista, que añade que "esto no es de recibo" y la Junta de Extremadura "tiene la obligación de arreglar el problema que ellos han creado como es el copago farmacéutico sin molestias para los pacientes".

Gasto Farmacéutico

Asimismo, Vergeles recuerda que el gobierno de Monago, "cuando puso en marcha el copago farmacéutico, lo vendió como una medida que iba a suponer un descenso del gasto farmacéutico", ante lo que añade que este mes se ha conocido que el gasto farmacéutico "ha crecido en Extremadura cerca de un 15%, lo que la hace una medida vacía y sin sentido ni justicia".

También advierte de que, "aparte del copago de los medicamentos y de dejar de financiar 417 medicamentos", Monago "no ha tomado ninguna medida más para controlar el gasto en medicamentos, y ahora se van viendo los resultados negativos de estas medidas", porque los pacientes "han adelantado mucho dinero, algunos se han quedado sin tomar la medicación por no poder tomarlos y encima sube el gasto farmacéutico".