Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 21:45

El PSOE cree que el nuevo hospital de Cáceres no se terminará hasta 2019

“Necesita más espacio para quirófanos y para consulta”, según Vergeles

Miércoles, 10 de diciembre de 2014, a las 16:51
Redacción. Cáceres
El PSOE ha mantenido que el nuevo hospital de Cáceres "en ningún caso se terminará antes de 2019" por lo que ha pedido al Gobierno regional que lo abra por fases, según contemplaba el proyecto original del anterior gobierno socialista de Guillermo Fernández Vara.

José María Vergeles.

Así lo han señalado este miércoles el secretario de Sanidad del PSOE de Extremadura, José María Vergeles, y el candidato socialista a la Alcaldía de Cáceres, Luis Salaya, que han propuesto que el nuevo hospital se ponga en funcionamiento según vayan acabando las fases de las obras.

Además, Vergeles ha criticado la idea del Ejecutivo regional de "convertir el nuevo hospital en un centro de crónicos porque no da respuesta a las necesidades de salud de la población", ha dicho, al tiempo que ha considerado que Cáceres "necesita un hospital que atienda los problemas de salud agudos".

En ese sentido, ha criticado el actual proyecto del Gobierno regional porque, a su juicio, el nuevo hospital "necesita más espacio para quirófanos y para consulta, como se contemplaba en el proyecto socialista, un hospital de día potente", ha subrayado.

"Monago quiere construir primero un hospital destinado a crónicos y, segundo, reducir el hospital de día, dotar de menos espacios a quirófanos y cien camas menos de las que el proyecto original contemplaba", ha añadido según informa el PSOE en nota de prensa.

Vergeles también ha puesto de relieve el "incumplimiento presupuestario" del Gobierno regional, ya que las obras del nuevo hospital han estado paralizadas más de dos años y ha criticado que en los Presupuestos Generales de Extremadura (PGEx) no se refleje la asignación que se ha anunciado para las obras del centro hospitalario cacereño.

"Ha estado utilizándolo como almacén de tecnología para otros hospitales y en el último Debate de la Región prometió 50 millones de euros de la deuda histórica para su construcción y otros 20 millones adicionales de fondos europeos y estatales. Pues ni lo uno ni lo otro, en los Presupuestos Generales de la Comunidad para 2015, solo hay 15 millones de euros, con los que terminaría la primera fase", ha apostillado.

Ciudad de la Salud y Hospital Virgen de la Montaña

Por otra parte, el secretario socialista de Sanidad ha indicado que las conexiones entre la Ciudad de la Salud, el Centro de Cirugía de Mínima Invasión y el nuevo hospital de Cáceres, "deben centrarse en dos temas: investigación y formación".

Vergeles ha asegurado que el PSOE "no va a permitir que haya conexiones entre ellos o las empresas para gestión o atención sanitaria", porque, a su entender, "eso sería una privatización encubierta".  Por ello, los socialista exigen a Monago que su construcción sea "pública y acorde con el plan funcional que el anterior gobierno socialista había pactado con el sector sanitario".

Por su parte, el candidato socialista a la Alcaldía de Cáceres, Luis Salaya, ha defendido también la apertura por fases del nuevo hospital y ha pedido que el hospital provincial 'Virgen de la Montaña', que cerraría al abrirse la primera fase del nuevo, "debe pasar a tener un uso municipal, respetando el edificio histórico, de más de 10.000 metros cuadrados".

Salaya ha considerado que a este inmueble, situado en pleno centro de la ciudad, se le pueden dar usos combinados desde el consistorio cacereño. "Puede ser centro dinamizador de empleo, lugar para asentar nuevas empresas en pleno centro de la ciudad, espacio de fomento del turismo, dotarse de usos sociales o solucionar la precaria situación que viven algunos centros de salud de Cáceres", ha concluido.