16 dic 2018 | Actualizado: 19:00

El PSOE asegura que hay un 17% menos de beneficiarios de la ley de la Dependencia

Broto afirma que se han realizado 246 dictámenes menos

mar 17 septiembre 2013. 16.47H

Redacción. Zaragoza
La diputada del Partido Socialista (PSOE) en las Cortes de Aragón, María Victoria Broto, ha criticado que la Comunidad autónoma cuente con un 17 por ciento menos de beneficiarios de la ley de la Dependencia "desde que el gobierna la coalición PP-PAR", en junio de 2011, con 5.608 menos.

María Victoria Broto.

Así lo ha señalado en rueda de prensa, donde ha aportado los datos a fecha de 1 de septiembre de 2013, que ha calificado de "absolutamente crueles" porque "hemos bajado en todos los parámetros", para lamentar que la presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, sea "alumna aventajada" del presidente del Ejecutivo central, Mariano Rajoy. "Cumplimos el triste récord de encabezar a las Comunidades autónomas que están desmantelando la ley de la Dependencia", ha añadido, para indicar que la siguiente Comunidad en donde más han disminuido los beneficiarios lo ha hecho un 8 por ciento frente al 17 de la aragonesa.

En este sentido, ha considerado "cruel e inhumana" la aplicación que se está efectuando de esta ley y ha afirmado que "los socialistas estamos en desacuerdo de que el objetivo del déficit se consiga atacando a los más débiles". Respecto a la reducción de beneficiarios entre el 1 de julio y el 1 de agosto de 2013, ha dicho que se han realizado 246 dictámenes menos, hay 244 personas menos beneficiaras y 235 menos atendidas, mientras que las prestaciones al entorno familiar se han reducido en 156, las vinculadas a servicios en 45, hay 32 personas menos en residencias y se han reducido en dos las que disfrutan de centros de día.

Broto ha aportado otros datos, como que siete personas menos cada día tienen una prestación de la dependencia, una persona menos al día es atendida en una residencia, y "cada día se pierden 1,5 plazas vinculadas a servicios".
La diputada del PSOE ha señalado que no hay "ni un solo dato positivo", sino que "todos los parámetros son negativos" y sigue habiendo 9.000 personas esperando a ser beneficiarias, "teniendo el derecho reconocido", para estimar que "es triste" que la ley "camine al ritmo de las personas que fallecen".