Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:15

El programa de detección precoz de cáncer de mama revisa una media de 340 mujeres diarias

El consehero Fernando Lamata particiopó el sábado en los actos del X Aniversario de la Asociación Rosae

Miércoles, 09 de febrero de 2011, a las 18:10

Redacción. Valdepeñas
En los últimos ocho años casi un millón de mujeres entre 45 y 70 años de edad han pasado revisión en el programa de detección precoz de cáncer que promueve la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, lo que supone una media de 340 mujeres diarias que son examinadas de manera preventiva y periódica mediante mamografías para detectar lo antes posible un tumor mamario.

El consejero de Salud y Bienestar Social, Fernando Lamata, con miembros de la asociación de mujeres afectadas por cáncer de mama Rosae de Valdepeñas.

Este dato ha sido resaltado por el consejero de Salud y Bienestar Social, Fernando Lamata, ante las más de 300 personas que asistieron el pasado sábado en Valdepeñas (Ciudad Real) al almuerzo organizado por la Asociación de Mujeres Afectadas de Cáncer de Mama “Rosae”, durante el cual se ha nombrado socio de honor de esta entidad al director general de la Presidencia, Luis Miguel Maza, y se ha entregado un cheque por valor de 20.000 euros recaudados por la asociación a investigadores del Centro Nacional de Investigación Oncológica.

Para Lamata, la excelente cobertura del programa de detección precoz de cáncer de mama que inició el Gobierno de Castilla-La Mancha en 1992 tiene mucho que ver con la labor de sensibilización que desarrollan asociaciones como “Rosae” para que las mujeres acudan de manera regular a revisiones periódicas que mejoren la detección precoz de este tumor.

Una labor que es reconocida por los propios ciudadanos de Valdepeñas y comarca, que cada vez se implican más en esa tarea voluntaria que “Rosae” inició hace diez años, ya que en ese periodo ha multiplicado por 14 su número de socias, pasando de 30 a 425 en la actualidad.

En su intervención, el consejero ha reiterado la necesidad de continuar animando a las mujeres a estar vigilantes e informadas y trabajar con los profesionales, los investigadores y el conjunto de la sociedad para apoyar a las afectadas y sus familias y reducir los efectos de esta enfermedad que cada día tiene mejores expectativas de curación.

Acompañado por la presidenta de la asociación, Josefa Madrid, y el alcalde de Valdepeñas, Jesús Martín, el responsable regional de las políticas sanitarias, ha manifestado también que el movimiento asociativo ha sido fundamental para consolidar en la región la atención integral contra el cáncer de mama, una vez que el Gobierno de Castilla-La Mancha asumió en 2002 las competencias en materia sanitaria.

Una atención integral que va desde el ámbito de la prevención y el diagnóstico precoz hasta su tratamiento multidisciplinar y la investigación, lo que permite disponer de una planificación en este ámbito muy sólida y completa. Esta mejora en el abordaje de la enfermedad ha situado la tasa de mortalidad en Castilla-La Mancha cuatro puntos por debajo de la media nacional.

Por último, Lamata, en nombre del presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, ha reiterado el respaldo del Gobierno regional a la tarea que desarrolla asociaciones como “Rosae” y el compromiso del Ejecutivo regional para mantener los recursos necesarios encaminados a paliar los efectos de esta enfermedad, tanto en el aspecto sanitario como en el ámbito social, familiar y profesional.