17 nov 2018 | Actualizado: 19:00
Lunes, 05 de noviembre de 2012, a las 17:38

Redacción. Toledo
El programa de Atención Integral de Obesidad Mórbida del Hospital General 'Nuestra Señora del Prado' de Talavera de la Reina ha atendido ya a cerca de 150 pacientes desde que se puso en marcha en 2010. Una iniciativa en la que participan especialistas en Endocrinología, Psiquiatría, Neumología, Cardiología, Anestesia, Farmacia y Cirugía, la dietista-nutricionista y personal de enfermería, con el objetivo de abordar de forma integral esta patología.

La obesidad mórbida es un tipo de obesidad extrema en la que el paciente parece haber entrado en un camino sin retorno, después de haber fracasado repetidas veces en su intento de perder peso, impidiéndoles el desarrollo de una vida normal en todas sus dimensiones. Constituye un problema y una preocupación, tanto para la población como para las instituciones sanitarias y los médicos de diferentes especialidades.

Conscientes de esta situación, un equipo multidisciplinar de profesionales del Hospital de Talavera puso en marcha en 2010 el Programa de Atención Integral de la Obesidad Mórbida. Una vez que el paciente llega a la consulta de endocrinología, se activa el programa mediante su incorporación a uno de los grupos de obesidad mórbida, en función de su perfil, y se le explica el tratamiento. Los pacientes firman un documento de compromiso con el fin de concienciarles sobre la importancia de su implicación en el programa.

Desde 2010 se han formado trece grupos de terapia grupal por los que han pasado 143 pacientes. El apoyo mutuo entre los pacientes para superar sus frustraciones y desengaños previos y compartir sus avances, es fundamental durante los doce meses que dura la terapia. Los grupos están coordinados por la dietista-nutricionista, Marta Milla, que con la colaboración del personal de enfermería, enseña a los pacientes a distinguir los grupos de alimentos, su valor calórico, la forma de cocinarlos, el etiquetado o la elección de los mismos. Además, se insiste en la importancia de la actividad física por pequeña que sea, como uno de los pilares fundamentales de la terapia.

Finalmente, se selecciona a los pacientes que son más susceptibles de ser sometidos a cirugía. Así, desde 2010, se ha intervenido a 16 pacientes, 11 mujeres y 5 varones, de edades comprendidas entre los 37 y los 58 años. La obesidad mórbida es una enfermedad crónica que exige una estrecha colaboración con los equipos de atención primaria. Actualmente se está trabajando en un protocolo de derivación de los pacientes que han completado el programa hospitalario a los centros de salud con el fin de dar continuidad al tratamiento.