Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

El PRC pide un plan de consultorios rurales para garantizar la equidad

Para evitar que se asignen recursos “por razones estrictamente políticas”

Domingo, 03 de noviembre de 2013, a las 14:23

Redacción. Santander
La diputada y portavoz del PRC en materia sanitaria, Conchi Solanas, defenderá en el Pleno una moción en la que insta al Gobierno de Cantabria a elaborar un plan de consultorios rurales que “garantice la igualdad de oportunidades” en el acceso a la atención sanitaria en todo el territorio de la comunidad autónoma. Con esta propuesta, el Grupo Regionalista quiere evitar que la asignación de recursos sanitarios en los diferentes municipios se realice “por razones estrictamente políticas”, como a su juicio está ocurriendo desde la llegada del Partido Popular al Ejecutivo.

Conchi Solanas.

De hecho, Solanas ha destacado la “falta de una explicación razonable y convincente” por parte de la consejera de Sanidad, María José Sáenz de Buruaga, a situaciones como la que ella misma denunció en el último Pleno, tras constatar que el Gobierno ha propiciado la reapertura del consultorio médico de Castillo, en el municipio de Arnuero gobernado por el PP, poco tiempo después de reducir a la mitad la plantilla médica destinada a Soba, con alcalde del PRC.

La diputada ha reiterado que su partido no está en contra de la apertura del centro de Castillo, ni cuestiona su necesidad, pero cree “muy sorprendente” que el Gobierno admita en este caso la necesidad de atender a las personas mayores de 65 años con enfermedades crónicas que tienen dificultades para desplazarse a los centros más próximos, después de negarla en otros municipios “con la población más envejecida, con enfermedades crónicas y mayor dispersión territorial”.

En este sentido, ha comparado la población de Castillo, en torno a los 500 habitantes y con una tasa de envejecimiento de 21,66, con la de Soba, que cuenta con más de 1.500 residentes diseminados en 35 núcleos de población y una tasa de vejez superior, ya que alcanza el 27,12, lo cual no ha evitado que la Consejería suprima una de las dos plazas de médico que hasta el pasado mes de marzo atendían los dos centros de salud que existen en este municipio.

“Seguimos sin entender por qué lo que vale para un pueblo de Arnuero no vale para Soba, donde los vecinos sufren las consecuencias de un recorte a todas luces injusto e injustificable, sin que la consejera haya ofrecido una sola razón convincente para justificarlo”, ha recalcado Solanas.

La diputada espera por ello que el Grupo Popular acepte su propuesta y garantice “la igualdad de oportunidades de todos los cántabros para acceder a una atención médica de calidad residan donde residan”, ya que de lo contrario “confirmará que su política sanitaria se rige por criterios partidistas totalmente inaceptables cuando lo que está en juego es la salud de las personas”.