17 nov 2018 | Actualizado: 18:20

El PP pide una partida para formar a los médicos en deshabituación tabáquica

Entre todas las enmiendas hay un incremento presupuestario de 6 millones de euros

Martes, 11 de enero de 2011, a las 18:23

Redacción. Bilbao

El PP ha anunciado que su grupo va a presentar una enmienda al proyecto de presupuestos del Departamento de Sanidad para formar a facultativos de Osakidetza en las acciones para la deshabituación del tabaquismo de los ciudadanos.

Laura Garrido y Carmelo Barrio.

Los parlamentarios populares Laura Garrido y Carmelo Barrio han comparecido  ante los medios de comunicación para dar a conocer que su grupo va a presentar una serie de enmiendas para incrementar en 6 millones de euros el presupuesto de Sanidad, de la partida de 33 millones que suman todas sus enmiendas.

Una de estas enmiendas, con una previsión de gasto de 600.000 euros, se dirigirá a posibilitar que personal de Osakidetza adquiera los conocimientos precisos para apoyar a los fumadores en su deshabituación.

Barrio ha explicado que junto con las medidas de prohibición del consumo del tabaco en lugares públicos, que se tienen que dar, también tiene que haber una "reflexión activa" dirigida a que la administración sanitaria apoye a los fumadores que quieran dejar el consumo, algo que el PP también va a promover con enmiendas a la reforma de la Ley vasca de Drogodependencias.

Además de esta enmienda presupuestaria, Garrido ha dado a conocer que van a pedir 2,5 millones más para la adquisición de entre quince o veinte ecógrafos nuevos y la mejora del servicio de resonancias magnéticas. Esos ecógrafos móviles deberían servir, según Garrido, para "descongestionar" las consultas de atención especializada con su utilización en la primaria. Otras enmiendas plantean el incremento en 600.000 euros del convenio socio-sanitario de Álava o en medio millón de euros los conciertos con clínicas para el tratamiento de crónicos.

El objetivo global han dicho, es que la sanidad vasca "ocupe las posiciones de liderazgo que había perdido", ya que los recortes por la crisis se tienen que dar en "otras áreas" del presupuesto.