Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 18:00

El PP pide cobertura civil para los sanitarios que sufran una agresión

Hasta ahora, la asistencia jurídica gratuita de la Consejería no cubre la vía civil

Jueves, 11 de febrero de 2016, a las 17:23
Redacción. Las Palmas de Gran Canaria
El Grupo Parlamentario Popular ha pedido a la Consejería de Sanidad que preste cobertura civil a los trabajadores del Servicio Canario de Salud (SCS) que han sido víctimas de una agresión.

Jesús Morera.

En comisión parlamentaria, el diputado popular Guillermo Díaz Guerra ha indicado que cuando un médico ha sido agredido, la asistencia jurídica gratuita que presta la Consejería no contempla las denuncias que se presentan por la vía civil.

De hecho, ha explicado que se han dado casos en los que un agredido presentó una demanda por la vía civil contra el agresor pero éste se declaró insolvente y se le reclamó al agredido los costes de los honorarios del letrado.
Guillermo Díaz Guerra ha precisado que en 2013 y 2014 hubo alrededor de 390 agresiones en Canarias a personal sanitario y 291 sólo en 2015, por lo que, en su opinión, "algo está fallando en el protocolo previsto por la Consejería para prevenir estas agresiones".

El diputado también ha destacado como preocupante que más de la mitad de las agresiones que sufre el personal sanitario proviene de una queja de accesibilidad del paciente al sistema sanitario por no haber recibido la atención necesaria o haberse demorado demasiado tiempo.

En su intervención, el consejero de Sanidad, Jesús Morera, ha indicado que desde el año 2007 existe un plan de prevención de agresiones a los trabajadores del SCS. Los objetivos de este plan, ha añadido el consejero, son prevenir y proteger a los trabajadores, ya sea en el centro o en el domicilio de los pacientes, con los medios materiales y humanos disponibles; transmitir pautas de actuación concreta en caso de incidente, y garantizar a los trabajadores afectados asistencia sanitaria y jurídica.

En cuanto a las 291 agresiones --entre físicas y verbales-- registradas en 2015, el consejero ha explicado que el SCS realizó el año pasado 14 millones de actos clínicos con pacientes, lo que significa un incidente violento por cada 45.000 actos. "Hay que actuar sobre esto, pero no quiero alarmar de la situación. Es un problema que tenemos, pero sobre el que estamos actuando", concluyó.