Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

El PP defiende que “las cuentas de la sanidad extremeña están saneadas”

Afirma que el PSOE dejó un déficit de “en torno a 200 millones de euros”

Jueves, 18 de septiembre de 2014, a las 19:29
Redacción. Mérida
La portavoz del Partido Popular de Extremadura, Francisca Rosa, ha asegurado que “las cuentas” de la sanidad extremeña “están saneadas” y que ésta “goza de buena salud”, gracias a la “gestión eficaz en términos de salud y eficiente en términos económicos” del gobierno presidido por José Antonio Monago.

Francisca Rosa.

Francisca Rosa ha respondido de esta forma a las declaraciones del secretario de Sanidad del PSOE de Extremadura, José María Vergeles, que ha afirmado este jueves, que el Gobierno de Monago había aplicado “el mayor recorte que se ha producido de todas las comunidades autónomas”. La sanidad en Extremadura, ha destacado la popular, ha sido una “prioridad” para el gobierno del PP “desde el minuto uno en la legislatura, cuando en 2011 impulsó una reforma sanitaria que con el tiempo ha demostrado ser eficaz”.

Según la portavoz del PP en la región, “atrás quedaron los recortes” de Guillermo Fernández Vara, “primero como consejero y luego como presidente”, que dejaron a la sanidad extremeña en la “UVI”. “Solo en el último año de su legislatura, Vara metió un tijeretazo de 119 millones de euros y en cinco años, incrementó el gasto sanitario en un 94,2 por ciento”, ha apuntado.

Este hecho, ha destacado, dejó un déficit en la región de “en torno a 200 millones de euros” que el Gobierno del PP tuvo que "pagar y corregir" cuando llego al Ejecutivo de la región en 2011.

El PP “no ha abandonado ninguna instalación sanitaria”

Respecto al “abandono” de infraestructuras a las que se ha referido también Vergeles, Francisca Rosa ha recordado a los socialistas extremeños que “no ejecutaron ni la mitad del Hospital de Cáceres, ni el de Don Benito”, y que fueron “los gobiernos de Vara” los que “abandonaron el Hospital de Cáceres”.

En esta línea, ha aclarado “a aquellos que tienen memoria selectiva” que la obra del Centro de Salud Norte de Mérida ha tenido que ser rescatada por “reiterados incumplimientos” de quien la estaba ejecutando, pero ha añadido que “ya ha salido a concurso público” y que se prevé que las obras se inicien en el mes de noviembre y que “en tres meses y medio estarán terminadas”, ha asegurado en respuesta a las preguntas de los medios de comunicación.