20 nov 2018 | Actualizado: 21:40

El PP asegura que las reformas “no supondrán ningún recorte en dependencia”

Segado (PP) afirma que no se va a ahorrar “ni un céntimo en la atención a los dependientes”

Miércoles, 26 de junio de 2013, a las 17:40

Redacción. Murcia
El diputado del Grupo Parlamentario Popular en la Asamblea Regional, Domingo Segado, ha querido aclarar que el plan de ajuste debatido este miércoles en el pleno del parlamento autonómico "no hace recaer ningún recorte a los dependientes porque no se ahorra un céntimo en el Instituto Murciano de Acción Social (IMAS), todo se reinvierte en más servicios, en más plazas de residencias o de centros de día, ayuda a domicilio o teleasistencia, que es lo verdaderamente prioritario".

Domingo Segado.

En el debate de la Proposición de Ley Medidas Tributarias, el diputado ha querido transmitir tranquilidad a las personas dependientes y sus familias, aclarando que el plazo de seis meses para la resolución de los expedientes "sigue vigente" y que "quien dice que se ha suprimido este plazo demuestra su ignorancia o su mala intención".

En este sentido, ha manifestado que "aunque el Partido Popular quisiera, que no quiere, no podría suprimir ese plazo de seis meses para resolver los expedientes porque está garantizado por Ley, en el artículo 42 de la ley Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común".

Segado ha explicado, además, que las medidas debatidas hoy en el seno del parlamento regional "son las que el Estado ha puesto en marcha para garantizar la sostenibilidad de un sistema de la dependencia que ha costado el triple de lo previsto en 2006, un coste que ha cifrado en 6.500 millones de euros".

Se trata, según ha añadido, de unas medidas que han apoyado todas las comunidades autónomas "y que nosotros con esta ley también las ponemos en marcha, con el único objetivo de hacer sostenible el sistema, consolidar los derechos subjetivos de los dependientes y mejorar los servicios públicos de la dependencia".

El texto, agrega, supone la adaptación de la normativa regional a la nacional que se acordó por todas las comunidades autónomas en julio de 2012 "y lo hacemos de forma más beneficiosa para los dependientes de la Región de Murcia, ya que no modificamos el copago en residencias, centros de día ni teleasistencia".