Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

El PP acusa al PSM-IV-ExM de “caradurismo político” al afirmar que el Gobierno recorta en sanidad

Precisa que para la atención a la dependencia habrá en 2012 un total de 7,7 millones

Lunes, 12 de diciembre de 2011, a las 15:13

Redacción. Mallorca
El PP ha acusado de "caradurismo político" al PSM-IV-ExM por afirmar que el Gobierno quiere "desmantelar" el Estado del Bienestar en Baleares cuando, precisamente, está adoptando las medidas necesarias para que no haya recortes ni en educación, ni en sanidad ni en asuntos sociales.

La portavoz popular en el Parlamento, Mabel Cabrer.

Con ocasión de una rueda de prensa, la portavoz popular en el Parlamento, Mabel Cabrer, ha insistido en que el proyecto de los presupuestos generales de Baleares de 2012 "garantiza plenamente" el pago de la Ley de Dependencia en el archipiélago, "a pesar del déficit desbocado" que dejó el anterior ejecutivo autonómico de socialistas y nacionalistas.

Cabrer ha recordado que el Gobierno ha previsto que la partida para la atención a la dependencia sea "ampliable" para atender las necesidades que surjan.

En este sentido, ha precisado que para la atención a la dependencia habrá en 2012 un total de 7,7 millones de euros frente a los 6,9 millones de este año, es decir, una cantidad aún mayor, ha insistido.

La portavoz popular ha lamentado que el presupuesto del Gobierno central socialista para la dependencia fuera de 2.000 millones de euros en 2009 y que disminuyera a 1.500 millones en 2010 y 2011.

"La evidencia más grande de este caradurismo político son estos números", ha manifestado la diputada del PP, que ha echado en cara al PSM que durante la pasada legislatura diera prioridad a otros gastos antes que a los de carácter social, educativo o sanitario.

Cabrer ha añadido que la herencia de la gestión de socialistas y nacionalistas durante los pasados cuatro año es que, a día de hoy, en Baleares hay unas 7.500 personas dependientes a las que aún se les adeuda dinero público.

Los primeros presupuestos autonómicos que ha redactado el PP prevén que 3 de cada 4 euros sean para los servicios básicos: sociales, educativos y sanitarios, ha subrayado Cabrer.