Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30
Miércoles, 20 de abril de 2011, a las 13:09

El PNV ha presentado una proposición no de ley en el Parlamento vasco por la que se insta al Gobierno a que los pacientes con síndrome de fatiga crónica y sensibilidad química múltiple se tengan en cuenta en las valoraciones para conseguir las adaptaciones laborales correspondientes a invalidez, minusvalía o ayudas a la dependencia.

Antia (PNV).

Además, la iniciativa solicita que se establezca un trato igualitario para las cuatro enfermedades de sensibilización central: fibromialgia, síndrome de fatiga crónica, sensibilidad química múltiple y electrohipersibilidad con el fin de conseguir el acceso de estos pacientes “a los derechos que les corresponden en el ámbito social, laboral, sanitario y jurídico; y para la inclusión de los diagnósticos de estas enfermedades en los historiales clínicos automatizados de la sanidad pública vasca.

Estas patologías, explica el PNV en su justificación, pueden provocar invalidez y hasta dependencia, “lo que impide a quienes la padecen llevar una vida normal”. Son también, dice, patologías que desestructuran familias, vidas normales y economías. Muchos de estos problemas surgen debido “a la incomprensión e ignorancia existente hacia estas patologías y sus repercusiones”.