16 nov 2018 | Actualizado: 00:00

El Plan de Amianto incluirá un decálogo de buenas prácticas para las empresas

El objetivo es saber cómo afrontar las situaciones de contaminación o de sospecha

Lunes, 20 de junio de 2011, a las 17:10

Redacción. San Sebastián
La consejera de Empleo y Asuntos Sociales del Gobierno vasco, Gemma Zabaleta, ha anunciado que el Ejecutivo está trabajando en el primer Plan de Amianto de Euskadi “para afrontar los riesgos de esta enfermedad laboral”. Zabaleta ha hecho este anuncio en la inauguración del Curso de Verano de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) sobre Seguridad y Salud Laboral, celebrado en el Palacio Miramar de San Sebastián.

Gemma Zabaleta, consejera de Asuntos Sociales.

La consejera ha explicado que se ha abierto un registro en el que se recogen los casos de 5.631 trabajadores que han estado expuestos al amianto, de los que 4.226 ya han terminado su vida laboral. Este informe se ha creado para conocer la situación en Euskadi a través de los expedientes que Osalan ha ido acumulando desde que empezaron a aparecer los primeros casos. Por ello, además se incluyen las 229 empresas vascas que han trabajado con amianto.

Asimismo, esta medida se trasladará a las empresas en forma de un 'Decálogo de Buenas Prácticas' para que "conozcan todo lo relacionado sobre el manejo del amianto y evitar riesgos innecesarios", lo que, en opinión de la consejera, "permitirá establecer un buen diagnóstico para después planificar mejores acciones".

"El futuro plan nos permitirá afrontar las situaciones de contaminación o de sospecha y orientará a las empresas en el manejo de esta situación”, ha añadido. Zabaleta también ha subrayado que las enfermedades profesionales representan "una de las amenazas más peligrosas del mundo del trabajo", y por ello si se quiere garantizar el progreso, el bienestar y la calidad de vida, el primer ranking de los derechos debe ocuparlo "la seguridad y la salud en el trabajo".

La consejera ha apuntado que para garantizar ese progreso y bienestar, Osalan ha elaborado la 'Estrategia Vasca de la Seguridad y Salud Laboral 2011-2014', aprobada el pasado mes de diciembre, y ha recordado que las enfermedades profesionales han costado 106 millones a las arcas públicas en 2008, lo que representa el 3,3 por ciento del gasto sanitario público vasco (3.200 millones).