12 nov 2018 | Actualizado: 18:50
Martes, 31 de diciembre de 2013, a las 11:48
Redacción. Pamplona
La Junta de Portavoces del Parlamento de Navarra ha aprobado una declaración institucional por la que la Cámara rechaza "firmemente" el anteproyecto para la reforma de la Ley de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo por considerarlo "retrógrado y una grave vulneración de los derechos de las mujeres".

Parlamento de Navarra.

La declaración aprobada ha sido presentada en dos textos que figuraban en el orden del día presentados por Bildu y Aralar-NaBai, y por Izquierda-Ezkerra.

Los puntos primero, segundo, tercero, cuarto, sexto y séptimo han sido aprobados con el voto a favor de PSN, Bildu, Aralar-NaBai e I-E. En contra han votado UPN y PP. El punto quinto ha sido aprobado por unanimidad.

La declaración rechaza "firmemente" el anteproyecto para la reforma de la Ley de Salud Sexual y Reproductiva presentada por el PP, por considerarlo "retrógrado y una grave vulneración de los derechos de las mujeres".
Además, el Parlamento de Navarra reitera su compromiso con "el reconocimiento del derecho a la autonomía reproductiva de las mujeres, estableciendo su decisión personal como causa fundamental para la interrupción del embarazo".

En un tercer punto, la Cámara navarra solicita al Gobierno foral que "garantice cobertura legal, sanitaria y social para que las mujeres puedan ejercer la libertad de opción sobre sus cuerpos, también en lo que se refiere a la reproducción".

Por otro lado, el Parlamento de Navarra reitera su voluntad de que se "las IVE se realicen en el sistema sanitario público, regulando la objeción de conciencia del personal sanitario, y garantizando que los centros públicos dispongan de los equipos de profesionales necesarios para atender la demanda de IVE de las mujeres".

En un quinto punto, el Parlamento se ratifica en "la necesidad de trabajar con firmeza y de incidir en el ámbito de la prevención de embarazos no deseados, estableciendo mecanismos para la coordinación efectiva entre ámbitos socio-sanitarios y educativos y dotándolos de los recursos necesarios".

Asimismo, se posiciona "a favor de que cualquier reforma que se haga sobre Ley Orgánica 2/2010, de 3 de marzo, de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo, esté encaminada a ampliar los derechos que son fundamentales y específicos de las mujeres, de forma que las mujeres puedan decidir en sobre si quieren o no ser madres".

Finalmente, el Parlamento de Navarra hace un llamamiento a la sociedad en su conjunto a "la movilización y la denuncia en contra de la restrictiva reforma del aborto del Partido Popular".