23 de marzo de 2017 | Actualizado: Jueves a las 13:10

Los sindicatos no ven fácil recurrir el pacto entre Sanidad y los profesionales

Entre las razones que barajan, la lesión de derechos fundamentales

Martes, 08 de octubre de 2013, a las 17:49

Antonio Cabrera (CCOO),
Pilar Navarro (UGT) y Fernando Molina (CSI·F).

María Márquez. Madrid
CCOO, UGT y CSI·F están topando con más problemas de los esperados a la hora de preparar el recurso contra el convenio que el Ministerio de Sanidad firmaba el pasado 30 de julio con médicos y enfermeros. Formalizado el ‘anuncio de recurso’ el 30 de octubre, las tres organizaciones estudian cómo encarar la ausencia de validez legal del documento cuando tengan que presentar el texto definitivo.

Fuentes de los tres sindicatos admiten la dificultad de la impugnación porque dicho convenio “no se ha publicado oficialmente en ningún sitio” y abren la posibilidad a dirigir sus objeciones hacia “medidas concretas”. Otra opción contemplada, como apuntan desde CSI•F, es hacer hincapié en “la lesión de derechos fundamentales”, ya que cuando se concreten medidas sobre las circunstancias laborales de los profesionales sanitarios estas afectarían “al desarrollo de la ley orgánica que regula la actividad de los representantes de los trabajadores”. Y aunque recuerdan que “no se ha ratificado ningún punto del acuerdo”, la firma del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en la puesta de largo del convenio, dota al documento de una trascendencia importante.

El argumento base del recurso es la “usurpación del Ámbito de Negociación” que, como opinan las tres organizaciones, es el marco adecuado para dilucidar dichas condiciones laborales. En este sentido, el secretario general de CESM y portavoz del Foro de la Profesión Médica (firmante del documento), Francisco Miralles, ha afirmado en más de una ocasión que no se ha buscado invalidar la negociación estatal sino que los médicos esperan que el texto pase también por estas reuniones que alberga el Paseo del Prado.

La postura final común, en unas semanas

En las próximas semanas, las diligencias judiciales comenzarán con la recogida de la documentación pertinente para que, en un plazo que las organizaciones esperan que no se alargue más de un mes, se presenten las fundamentaciones definitivas ante el juzgado. Todo indica que CCOO, UGT y CSI·F consensuarán el redactado final.