21 nov 2018 | Actualizado: 19:20

El nuevo TAC de Sierrallana entra en funcionamiento

Este jueves será el primer día que esté operativo también para los pacientes con cita previa.

Miércoles, 05 de septiembre de 2012, a las 20:33

Redacción. Santander
El Hospital Comarcal de Sierrallana cuenta desde el viernes con un nuevo TAC en funcionamiento, durante estos primeros días, para pacientes ingresados en el centro y para urgencias. Este jueves será el primer día que esté operativo también para los pacientes con cita previa. En concreto, diecisiete personas se realizarán la prueba en este nuevo equipo, que ha supuesto una inversión de 140.000 euros.

17 personas harán la prueba de este nuevo equipo.

Con la puesta en funcionamiento de este nuevo aparato, que realizará de media entre 23 y 25 pruebas diarias, se suspenden las derivaciones de pacientes al Hospital Tres Mares o al de Valdecilla, como se ha venido realizando desde el mes de junio, cuando se averió el único aparato de TAC que había en el centro hospitalario, ha informado el Gobierno en nota de prensa.

Además, para garantizar la atención adecuada durante este tiempo, el servicio de radiodiagnóstico de Sierrallana -formado por nueve facultativos- estuvo realizando su labor en el Hospital Tres Mares de Reinosa, por las mañanas, y en Valdecilla por las tardes, reforzando el cuadro médico.

El SCS ha adquirido este equipo de manera urgente para garantizar la "óptima atención" a la población de referencia del Hospital Sierrallana. Segúbn explica el Ejecutivo, tras la avería, se barajaron varias opciones, entre ellas la reparación, una alternativa que fue desechada dado que por la antigüedad del TAC -se había adquirido en 1994 con la inauguración del hospital- el coste era superior a la compra de uno nuevo. Finalmente, se decidió comprar uno nuevo por ser la alternativa más eficiente.

A la vez, continúan los tramites administrativos necesarios para la adquisición de otro equipo tecnológicamente avanzado, tal y como decidió la Consejería antes de que se averiase el anterior, con el objetivo de dotar al hospital de un equipo tecnológicamente avanzado que sustituyera al que tenía el hospital, de 20 años de antigüedad, que es el que se averió.

La compra del segundo aparato, con un coste de 576.000 euros, requiere por su cuantía una tramitación administrativa "más compleja" y una posterior adaptación de las instalaciones del hospital, por lo que se prevé que el TAC esté en funcionamiento en el plazo de 7 meses, precisa el Gobierno.

El Ejecutivo destaca que ha realizado un "importante esfuerzo" para la adquisición de estos recursos tecnológicos con el objetivo de "subsanar las deficiencias y abandono que en esta área se habían producido en la legislatura anterior".