19 nov 2018 | Actualizado: 08:25

El ‘mindfulness’ permite al Sagrat Cor reducir la ansiedad de los enfermos mentales

Esta técnica consigue actitudes constructivas que propician el bienestar psicológico

Viernes, 05 de junio de 2015, a las 13:33
Redacción. Barcelona
El mindfulness, una técnica de meditación que consiste en focalizar la atención en el presente, conlleva beneficios en el tratamiento de las personas con un trastorno mental grave, como por ejemplo, el hecho de reducir la ansiedad o depresión que sufren buena parte de estos pacientes. Esta ha sido una de las conclusiones manifestadas por los expertos reunidos en las VIII Jornadas de Rehabilitación en Salud Mental, organizadas por el Hospital Sagrat Cor de Martorell de Hermanas Hospitalarias.

Según informa el centro, la psicología contemporánea ha adoptado el mindfulness como una técnica para incrementar la conciencia y para responder de manera más habilidosa a los procesos mentales que contribuyen al desarrollo de los trastornos psicopatológicos.

Xavier Reig, psicólogo clínico y coordinador de los centros de día de Martorell y de Sant Feliu de Llobregat del Hospital Sagrat Cor de Martorell, aplica esta herramienta en el tratamiento de las personas con un problema de salud mental, como esquizofrenia, trastornos obsesivos, etc. con unos resultados muy satisfactorios. “Cuando una persona con un problema de salud mental se encuentra ante una sensación desagradable (voz, delirio, imagen, pensamiento...) hace un juicio de la sensación e intenta evitarla pero, como que esta no puede ser evitada, entra en un círculo de juicio-rumiación-confrontación-evitación, que incrementa el nivel de estrés y angustia”, afirma.

“En estos casos”, según el psicólogo del Hospital Sagrat Cor de Martorell, “la aplicación del mindfulness permite que la persona aprenda a cambiar de actitud y no dé más importancia a los estímulos difíciles que a otros, es decir, que los acepte sin juzgarlos”. Por ejemplo, en el caso de personas con esquizofrenia, esta terapia posibilita que el paciente no piense reiteradamente en las alucinaciones auditivas características de la enfermedad y que, cuando aparezcan, no las analice y pueda dejarlas pasar.

Así, el especialista señala que con un entrenamiento adecuado es posible cambiar los modelos de pensamiento que crean conflicto y conseguir actitudes constructivas que propician el bienestar psicológico y que reducen la ansiedad y depresión, hecho que se traduce, en muchos casos, en un ahorro farmacológico.