Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 13:30

El mediador social frena las agresiones a los sanitarios

Este papel podría ser desempeñado por personal interno o externo, tras recibir formación adecuada

Jueves, 31 de marzo de 2011, a las 17:20
Redacción / Imagen: Miguel Ángel Escobar. Madrid
Profesionales de la sanidad española están dispuestos a instaurar la figura del mediador social, una persona con formación específica en la prevención y disuasión ante agresiones que mediaría en la solución de conflictos entre pacientes y profesionales dentro de centros sanitarios. Este papel podría ser desempeñado por personal interno o externo, ya que habría sido instruido anteriormente para el puesto. "Se trata de una figura importante que se debe potenciar, puesto que su coste no es significativo y le traslada al profesional un mensaje de tranquilidad", ha explicado el presidente de la Asociación Nacional para la Seguridad Integral en Centros Hospitalarios (Ansich), Pedro Gómez.

Luis Emilio García, médico consultor senior de Lilly; Benjamín Abarca, presidente de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia; y Pedro Gómez, presidente de la Asociación Nacional para la Seguridad Integral en Centros Hospitalarios.

Esta es una de las recomendaciones que se muestran en el 'Manual de prevención ante agresiones al personal sanitario', elaborado por este experto, donde se recogen diversas medidas para reducir las posibilidades de agresión dentro de los centros sanitarios españoles. "Se ha perdido el respeto al médico y queremos ayudar apostando por ciertas estrategias", ha apuntado.

Así, la figura del mediador social, que ha tenido una experiencia piloto de dos años en un centro hospitalario español con una alta afluencia de personas cada día, se ha saldado con un balance de "cero agresiones" durante este periodo.

La guía, que cuenta con el apoyo de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) y con el patrocinio de Lilly, que hará llegar este manual a 50.000 profesionales de la salud, trata de convertirse en un manual de uso "consultivo" que cuenta con medidas consensuadas por expertos en seguridad y con la visión de sanitarios agredidos.

Además, la Asociación Nacional para la Seguridad Integral en Centros Hospitalarios ha elaborado, junto a expertos en la materia, una 'hoja de ruta' para que se lleve a cabo tanto en los centros hospitalarios como a nivel legislativo. En concreto, abogan por establecer programas de formación continuada en materia de seguridad integral y prevención; alcanzar acuerdos con los Cuerpos de Seguridad del Estados en materia de prevención; gestionar la seguridad interna de los centros a través de un departamento de Seguridad y tipificar las agresiones a los profesionales de la sanidad como delito a un agente de la autoridad en aplicación del artículo 550 del Código Penal.