13 nov 2018 | Actualizado: 21:20
Lunes, 20 de enero de 2014, a las 15:20
Redacción. Santiago
La consejera de Sanidad, Rocío Mosquera, ha abierto la puerta a volver a cambiar el mapa sanitario una vez esté operativo el nuevo hospital de Vigo.

Rocío Mosquera, consejera de Sanidad.

Preguntada por las críticas al cambio de adscripción de pacientes de determinadas patologías de la zona de Pontevedra y O Salnés que pasarán a tener al hospital de Santiago como centro de referencia, en lugar de Vigo, Mosquera ha apuntado que cuando esté listo el nuevo centro vigués en Valladares “hay que volver a repensar o reorganizar las nuevas estructuras, como pasa siempre que se pone en marcha una nueva infraestructura o una nueva técnica”.

La consejera ha hecho estas declaraciones durante la presentación de  las iniciativas con motivo del Año Gallego de la Parálisis Cerebral. Rocío Mosquera ha restado importancia a las críticas sobre el cambio actual, que según su cálculo solo afecta al 2 por ciento de los pacientes de Pontevedra, y ha calificado de “no significativo” el incremento de la distancia y los costes de desplazamiento, que en todo caso afecta más a los habitantes de la comarca pontevedresa que a los de O Salnés o Caldas.

Mosquera no ha dado cifras sobre el número de pacientes a los que puede afectar la medida porque es “muy variable, porque son procesos y patologías muy complejas” ni tampoco sobre en qué medida mejorará la accesibilidad, razón única declarada de la reordenación.

En ese sentido, ha señalado que “atribuir a una medida sola la mejora de la accesibilidad es muy complicado, porque también está en marcha el ofertar a ciudadanos de Vigo en lista de espera para determinadas patologías irse a operar a Pontevedra u Ourense”.

La Xunta reforzará la atención a personas con parálisis cerebral y a sus cuidadores

La Xunta desarrollará en los próximos meses diversas iniciativas -relacionadas principalmente con los campos sociosanitario y formativo- con el objetivo de reforzar la atención a las personas diagnosticadas con parálisis cerebral y sus cuidadores.

En Galicia se estima que hay unas 5.500 personas afectadas y que cada año 54 niños sufren parálisis cerebral; cifras que muestran una tendencia al alza motivada en parte por el aumento de nacimientos de bebés prematuros.