10 dic 2018 | Actualizado: 19:10

El Lucus Augusti confirma su respeto medioambiental

El distintivo avala el tratamiento de los residuos y el respeto del entorno

lun 13 julio 2015. 14.36H
Redacción. Lugo
La certificación concedida por la Asociación Española de Normalización y Certificación (Aenor) ha vuelto a avalar al Lucus Augusti (HULA) por su labor de protección y de compromiso con el medio ambiente.
Las auditorías externas e internas realizadas por Aenor han renovado un trienio más la certificación ISO 14001, centrada en el objetivo de lograr una actividad más limpia y respetuosa.

El Lucus Augusti recibió esta certificación por primera vez en el año 2012 como reconocimiento a la política de gestión ambiental implantada en el centro. Aenor ha verificado que el hospital tiene en cuenta el impacto de sus actividades en el entorno y previene sus efectos sobre el medio ambiente.

Las políticas del sistema de gestión ambiental del centro se articulan en tres pilares: la gestión de residuos, de aguas y de emisiones. Este sistema de administración global fue implantado de manera progresiva y considera los posibles efectos negativos que la actividad de un hospital genera en el entorno.

Desde la construcción del hospital, el equipo directivo y el personal del HULA tienen como objetivo la reducción del impacto ambiental. Para ello las medidas tomadas garantizan, entre otras prácticas, una correcta gestión de los residuos, análisis periódicos de los vertidos de aguas residuales, control de los niveles de emisión de las calderas, control de la emisión de ruidos y reducción de consumo.

Los centros hospitalarios generan una gran cantidad de residuos y, consciente de esto, el HULA lleva a cabo un seguimiento continuo de control en la acumulación, transporte y manipulación de desechos según la clasificación a la que pertenezcan.