20 nov 2018 | Actualizado: 16:40

El Justicia pide una “mejor organización” de la Urgencias

Ha indicado que el cierre de determinadas plantas de hospitalización también influye en que “a veces se colapsen”

Martes, 24 de febrero de 2015, a las 15:54
Redacción. Zaragoza
El Justicia Fernando García Vicente ha señalado que en 2014 han tenido lugar en la comunidad 550.070 asistencias a pacientes en las Urgencias hospitalarias, lo que supone un promedio diario de 1.580, de las que 338 corresponde al Hospital Miguel Servet de Zaragoza, con 123.370 urgencias anuales.

Fernando García Vicente.

Así lo ha manifestado García Vicente con ocasión de la presentación ante la Comisión de Comparecencias y Peticiones Ciudadanas del Parlamento aragonés del 'Estudio las Urgencias hospitalarias en el Sistema Nacional de Salud: derechos y garantías de los pacientes', elaborado conjuntamente por los Defensores del Pueblo de varias Comunidades autónomas.

Sobre el personal, ha comentado que "no coinciden" los momentos de mayor afluencia de pacientes, de las 12.00 a las 23.00 horas, con aquellos en los que hay mayor número de profesionales trabajando, de 8.00 a 15.00 horas, además de que "entre el 30 y 40 por ciento es personal que está en fase de formación", porcentaje que "aumenta por las tardes, noches y fines de semana".

Quienes trabajan en estos servicios sufren un mayor "estrés laboral" que requeriría "introducir herramientas de gestión proactiva para tratar de evitarlo" y ha señalado la posibilidad de crear una especialidad de Urgencias, si bien es algo "en debate dentro de la comunidad médica".

El Justicia ha indicado que el cierre de determinadas plantas de hospitalización también influye en que "a veces se colapsen" las Urgencias, "algo que habría que evitar", al tiempo que ha manifestado que para "evitar la saturación" y que haya "más calidad" es necesaria una "mejora en la organización".

En esta línea, el informe propone adaptar la gestión informática a las características específicas de las Urgencias, algo que permitiría medir el tiempo de atención a cada paciente para un mejor control de calidad; facilitar el acceso a las historias clínicas digitales; e incluir en el organigrama general del hospital las previsiones del nivel de demanda a lo largo del año.

El documento aboga por medidas alternativas a la hospitalización, por una mayor educación de la población sobre cuándo hay que acudir a las Urgencias y por incrementar la cirugía mayor ambulatoria, los hospitales de día y mejorar la gestión del transporte sanitario. También pide promover la gestión de altas tempranas y la reserva de camas en planta en función de la previsión de ingreso desde Urgencias.

Por otra parte, el estudio considera necesario "que aumente la protección de la dignidad de los pacientes" puesto que en un momento de falta de espacios se produce "un menoscabo del derecho a la intimidad y la confidencialidad", ha glosado García Vicente. Además, ha abogado por "garantizar al paciente en fase terminal una muerte digna y preservar el duelo de los familiares" para lo que se proponen las unidades de cuidados paliativos o soporte vital.

El parlamentario del PP, Ramón Celma, ha esgrimido que el número de quejas es pequeño respecto al índice de actividad de las Urgencias y del sistema sanitario en general, que, además, "está bien valorado" por lo que "funciona bien". Se han adoptado medidas para reducir los tiempos de espera, pero "hay ocasiones en que no todo es previsible".

El diputado del PSOE, Eduardo Alonso, ha lamentado el cierre de los Puntos de Atención Continuada (PAC) y que el plan de reorganización anunciado por el Servicio Aragonés de Salud (Salud) "no se haya aplicado", lo que se traduce en un aumento de las Urgencias, y también ha echado de menos un mayor uso del Hospital Nuestra Señora de Gracia de la capital aragonesa y de las camas de los cuatro centros de alta resolución que hay en el territorio.