Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 10:05

La inyección presupuestaria en hepatitis C permitirá un mayor acceso a los nuevos fármacos

Permitirá que la estrategia se amplíe grados de fibrosis inferiores

Martes, 29 de diciembre de 2015, a las 10:52
Eduardo Ortega Socorro. Madrid
Hace unas semanas, el Consejo de Ministros aprobó un considerable incremento de los fondos destinados a la financiación de las nuevas terapias de hepatitis C incluidas en la estrategia nacional. En total, esta partida pasó de 727 millones de euros a 1.000 millones, un 37,5 por ciento más.

Juan A. Pineda.

A pesar de que el ejecutivo indica que este destacado aumento tiene que ver con los precios de estos fármacos pagados por las comunidades autónomas antes de su integración en la estrategia nacional, expertos consultados por Redacción Médica indican que gracias al incremento presupuestario se podrá ampliar el ámbito de actuación de la estrategia.

"Podremos llegar a muchísimos más pacientes, con grados de fibrosis inferiores, que por fin se podrían incluir en la estrategia", afirma Juan A. Pineda, de la  Unidad de Enfermedades Infecciosas y Microbiología del Hospital  de Valme, en Sevilla.

Para este especialista, se trata de una cuestión además de pura matemática: si el incremento presupuestario "se mantiene en el tiempo, está claro que se podrán abarcar nuevos pacientes, dado que los precios a pagar por los fármacos, por volumen, van a ser los mismos o incluso inferiores", indica.

Esta postura es compartida por Federico García, sucesor de Pineda como presidente del Grupo Español de Hepatitis de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (Seimc), quien considera que la noticia es "favorable" para la posibilidad de ampliar el margen de pacientes tratados con las nuevas terapias, y más teniendo en cuenta que hasta ahora los profesionales sanitarios se han encontrado con "escasas barreras" para su prescripción en las comunidades autónomas.

Inquietudes

Sin embargo, precisamente es esta cuestión la que hace dudar a García, dado que "no sabemos si se han pagado todos los fármacos que se han ido administrando. No sabemos si las regiones están acumulando deuda por ellos".

En cambio, para Pineda los problemas para la ampliación del espectro de pacientes a tratar con los nuevos fármacos son otros. "No sé si los centros tendrán la capacidad operativa para administrar y hacer seguimiento de las nuevas terapias a tantos enfermos", avisa.

Asimismo, incide en una advertencia ya habitual en los especialistas en hepatitis C desde que se pusiera en marcha la estrategia, hace unos meses: el problema del infradiagnóstico en la enfermedad, dado que se considera que solo está diagnosticado un tercio de la cifra real de enfermos, que podría superar los 450.000.

"Estamos verdes en esto. Tenemos que empezar a hacer sondeos en poblaciones concretas para conocer qué nos podemos encontrar" y reclama que las administraciones vayan "más allá del estado de declaración de intenciones" en el que se encuentra el abordaje del diagnóstico de esta enfermedad.

ENLACES RELACIONADOS


El Gobierno amplía a 1.000 millones la financiación de la hepatitis C (11/12/15)