Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 13:00

El IDIS pide transparencia a la pública

Cree necesario crear sistemas de inspección y evaluación a nivel estatal

Miércoles, 20 de marzo de 2013, a las 14:20

Carlos Cristóbal / Imagen: Miguel Ángel Escobar. Madrid
Ante la delicada situación que vive el sistema sanitario público, el sector privado se postula como un aliado cuya contribución resulta fundamental para asegurar la sostenibilidad. Con la intención de aportar los datos necesarios para corroborar esta teoría, el Instituto para el Desarrollo y la Integración de la Sanidad (IDIS) ha presentado el informe ‘Sanidad Privada, aportando valor: análisis de situación 2013’ en un acto organizado de forma conjunta con la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS).

Juan Abarca Cidón, secretario general del IDIS; y Alipio Gutiérrez, presidente de la ANIS.

El informe, que este año ha alcanzado su tercera edición, “pretende actualizar año a año diferentes aspectos relevantes que caracterizan la aportación del sector sanitario privado para reflejar su evolución en términos de bienestar, riqueza, empleo y contribución al desarrollo económico y social de nuestro país”, ha explicado el secretario general del IDIS, Juan Abarca Cidón.

Juan Abarca Cidón analiza el informe.

Desde el IDIS se ha hecho especial hincapié a la hora de resaltar la importancia del sector, que con 462 centros cuenta con el 53 por ciento del total de hospitales en nuestro país y el 32 por ciento de las camas (53.000), ha generado 234.000 puestos de trabajo. Además, se destaca la importancia que los conciertos, mutualidades y concesiones tienen en el desahogo de las listas de espera públicas, así como su elevado peso en el sector productivo español, suponiendo más del 3 por ciento del PIB anual.

A la hora de señalar las causas que han llevado a la actual situación del sistema, el secretario general del IDIS ha sido rotundo. “La sanidad pública no tiene un criterio empresarial de gestión, control y planificación”, ha declarado añadiendo que “no se ha mirado el gasto, solo el servicio”.

Para evitar lo que ha calificado como “inmovilismo”, ha señalado a la publicación obligatoria de los resultados sanitarios: “En el momento en el que suceda, el problema se soluciona”. Para eso es necesario crear sistemas de inspección y evaluación a nivel estatal de los que, según Abarca Cidón, debería hacerse cargo un Ministerio de Sanidad al que ha pedido “cohesión y liderazgo” para acabar con el modelo autonómico, “un desastre en la gestión del sistema sanitario”.

“El sistema público está en una situación de gravísima crisis”, ha señalado Abarca Cidón, para el que el sistema sanitario requiere una serie de “remodelaciones”. “Queremos que se cuente con el sector privado para la planificación del sistema nacional”, ha afirmado antes de pedir una mayor financiación privada “para dejar sitio en el sistema público al que no tiene opción de elegir”.