Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 15:50
Lunes, 12 de enero de 2015, a las 18:05
Redacción. Cáceres
Un equipo multidisciplinar del Hospital San Pedro de Alcántara de Cáceres ha efectuado este pasado fin de semana la primera intervención para recibir una donación de órganos en asistolia tipo III que se realiza en Extremadura. La intervención ha consistido en el mantenimiento y la extracción de riñones y córneas de un paciente fallecido tras una asistolia (parada cardiorrespiratoria).

La misma noche del sábado los riñones le fueron implantados en el Hospital Infanta Cristina de Badajoz a un paciente que se encontraba en lista de espera de trasplantes, mientras que las córneas, que tienen mayor vida útil, pasaron al banco de córneas del complejo hospitalario pacense hasta su asignación al receptor adecuado.

En la intervención han participado profesionales de Cuidados Intensivos, Radiología, Neurología, Urología, Quirófano, Microbiología y Oftalmología, además de responsables de la coordinación de trasplantes del hospital cacereño. La donación en asistolia es una técnica complicada, que sólo se practica en un reducido número de centros hospitalarios del país, por el "escaso" tiempo disponible para su realización tras el paro cardíaco, explica en nota de prensa el Gobierno extremeño.

Para poder recibir este tipo de donaciones de órganos, el Hospital San Pedro de Alcántara previamente ha debido implantar los protocolos y procedimientos establecidos y obtener las autorizaciones de la Organización Nacional (ONT) y la Coordinación Regional de Trasplantes.

El centro hospitalario cacereño es el "único" de la región que se ha incorporado al Programa de Donación en Asistolia, una de las principales recomendaciones de la ONT y la Sociedad Europea de Trasplantes para compensar el descenso en las donaciones por muerte encefálica (accidentes de tráfico y cerebrovasculares). Durante los primeros meses de 2014 los profesionales del San Pedro de Alcántara ya han efectuado dos intervenciones para recibir donaciones de órganos en asistolia tipo II, mientras que ésta es la primera que se realiza con un donante fallecido en asistolia tipo III.