19 nov 2018 | Actualizado: 13:00

El Hospital La Mancha Centro prepara un decálogo sobre la confortabilidad de los pacientes

Uno de los objetivos es intensificar y mejorar la relación entre paciente y sanitario

Domingo, 08 de mayo de 2011, a las 23:38

Redacción. Ciudad Real
El Grupo de Humanización del Hospital General ‘La Mancha Centro’ de Alcázar de San Juan (Ciudad Real), que cumplió este mes de abril su segundo aniversario, trabaja en la elaboración de un “Decálogo de Humanización” con el fin de avanzar en la mejora del trato, la calidad, el confort y la atención que reciben los pacientes y sus familiares.

Profesionales que forman parte del Grupo de Humanización del Hospital General ‘La Mancha Centro’.

Con este decálogo se cumple con los objetivos marcados por el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) en su Estrategia de Confortabilidad que tiene entre sus acciones prioritarias mejorar la calidad y la humanización del trato.

Se han avanzado siete de los diez puntos del decálogo cada uno de los cuales derivará en una batería de acciones, la mayor parte de índole sensibilizadora y sin coste alguno. El primero está centrado en intensificar y mejorar la relación entre paciente y sanitario con medidas a cargo de los profesionales como llamar siempre a la puerta, saludar y presentarse como la persona a su disposición durante su proceso asistencial y otras como la colocación de cartelería que identifique al paciente.

La segunda está encaminada a preservar la intimidad en cualquier situación con acciones tan sencillas como cerrar siempre la puerta de la habitación, preguntar al paciente si desea camisón o pijama o contar con el personal estrictamente necesario en los cuidados. El tercer punto del decálogo se centra en dar información al paciente de todos los procesos y cuidados con medidas como la creación de un protocolo de indicaciones tras el alta o fomentar en la medida posible que desde el inicio hasta el fin de la hospitalización sea atendido por el mismo equipo.

El cuarto punto recoge todo lo relacionado con la humanización en torno a la muerte mientras que el quinto se ocupa de la regulación de las visitas sensibilizando al paciente y sus acompañantes sobre el régimen de visitas, si el enfermo desea estar acompañado y controlar el acceso de los niños a las plantas de hospitalización.

En sexto lugar se abordan los denominados cuidados del cuidador con el fin de proporcionarle información, conocer su grado de disponibilidad o capacidad o mejorar su confort en el ámbito hospitalario; el último punto avanzado aborda el interesante aspecto de la humanización y la ancianidad y entre otros cosas propone huir de la tópicos generalistas en el cuidado de los ancianos o adaptar la información a su compresión.

Intensa actividad

Desde diciembre del año pasado hasta ahora, este grupo ha ofrecido una treintena de sesiones clínicas relacionadas con la humanización de los cuidados a 32 servicios del hospital y la residencia ‘Los Molinos’ en las que han participado más de 600 trabajadores de distintas categorías y servicios como administración, enfermería, celadores, cocina, fisioterapeutas, médicos, matronas, trabajadora social, residentes etc.

En estas sesiones se han abordado cuestiones acerca de cómo mejorar las relaciones humanas en el ámbito terapéutico y sociosanitario; cómo potenciar los valores humanos en el binomio salud-enfermedad y cómo convertir el trato humano en algo positivo y gratificante para todas las personas que intervienen (pacientes, enfermeras, auxiliares, médicos…) en el proceso asistencial.

En estos momentos, el grupo trabaja en la organización de la II Jornada de Humanización que está previsto que se celebre el 21 de junio.