Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 10:40

El General de Valencia consigue mejorar la estabilidad en el párkinson avanzado

Neurología aplica un fármaco por sonda intra-duodenal, que reduce los síntomas de la enfermedad

Martes, 02 de septiembre de 2014, a las 11:35
Redacción. Valencia
El Servicio de Neurología del Hospital General de Valencia, en coordinación con un equipo de profesionales de las áreas de Digestivo y de Enfermería,  "ha iniciado con éxito" la aplicación del nuevo tratamiento de terapia intraduodenal a un paciente del centro, que padece la enfermedad de Parkinson en estado avanzado.

Jerónimo Sancho, jefe del área de Neurociencias del Hospital General de Valencia.

El tratamiento consiste en la administración de un fármaco denominado levosopa-carbidopa a través de infusión continua (administración constante) por sonda intra-duodenal. Así la sustancia puede liberarse sin interrupción y pautada, de modo personalizado para cada paciente. Por su formulación en gel, este medicamento consigue una mayor estabilidad del paciente porque reduce los síntomas, motores y no motores, de la enfermedad. Esto provoca una mejora de su calidad de vida y una ganancia en su autonomía. La instauración de la sonda precisa de la técnica de gastrostomía endoscópica percutánea (PEG) y la aplicación del tratamiento de un control por parte de enfermería.

Actualmente, el diez por ciento de los pacientes diagnosticados con parkinson presentan la enfermedad en estado avanzado, una fase a la que llegan cuando no responden adecuadamente a los fármacos orales disponibles y sufren gran discapacidad, padeciendo trastornos de comportamiento, cognitivos o alteraciones del equilibrio y la marcha.

A medida que la enfermedad evoluciona, "el paciente pierde autonomía, haciéndose cada vez más dependiente y generando una sobrecarga en el cuidador, que acaba viéndose obligado a abandonar otras actividades de su vida". En estos estadios, según ha apuntado Jerónimo Sancho, jefe del área de Neurociencias del Hospital General de Valencia, "los beneficios que aportan los tratamientos avanzados al paciente influyen positivamente en la calidad de vida de sus cuidadores, ya que mejora autonomía del paciente".