Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30
Miércoles, 04 de noviembre de 2015, a las 16:01
Redacción. Toledo
El consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández, ha cifrado este miércoles en "entre cuatro y cinco años" la puesta en marcha del nuevo hospital de Toledo, cuyas obras comenzarán en el mes de enero de 2016.

A preguntas de los medios tras dar cuenta de los acuerdos del Consejo de Gobierno, el titular de Sanidad ha explicado que una cosa es la duración de la obra, cuyo término no supone "la apertura del hospital", y otra las licitaciones, equipamientos y permisos, sobre todos de aparatos de radiaciones, que son "largas".

"Me atrevo a dar la fecha de comienzos de enero, pero no la final", ha subrayado Fernández, que ha incidido en que, con toda la equipación, el hospital no estará abierto en menos de cuatro o cinco años".

Además, ha explicado que entre finales del mes de diciembre y el mes de enero estará terminada "la parte funcional", al margen de la cual habrá que acometer "algún arreglo" en la parte estructural y de edificación. Respecto a la externalización de servicios, ha insistido en que continuarán así los que ya están externalizados actualmente en el hospital Virgen de la Salud (lavandería, limpieza, cafetería y seguridad), ya que, en la sanidad pública, "son más eficientes y menos caros que los no externalizados".

Claudia Alonso.

Críticas del PP a la alcaldesa de Toledo

Por otro lado, la diputada del PP en las Cortes de Castilla-La Mancha Claudia Alonso ha criticado que la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, haya aprobado otorgar la licencia preceptiva desde el Ayuntamiento de Toledo al "mismo proyecto" de hospital para el que su antecesor en la Alcaldía, el ahora presidente autonómico Emiliano García-Page, la denegó "durante más de un año".

En rueda de prensa, Alonso ha recordado que con García-Page como alcalde "se denegó esta licencia al mismo proyecto presentado por el Gobierno del PP argumentando cuestiones ridículas".