Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50

El hospital de Santa Lucía, pionero en formar a profesores de AITP

La metodología aplicada a la Atención Inicial al Trauma Pediátrico “permite mejorar notablemente” la atención del niño accidentado

Miércoles, 24 de abril de 2013, a las 17:11

Redacción. Murcia
Cartagena fue el año pasado sede y pionera en la Región con un curso de Atención Inicial del Trauma Pediátrico que "supuso el primer paso para dotar a los profesionales en nuestra región de una metodología común de actuación para la correcta estabilización inicial del paciente pediátrico que sufre un politraumatismo", según ha explicado Juan Pedro Hernández Bermejo, jefe del servicio de Cirugía Pediátrica del Hospital General Universitario Santa Lucía.

Fruto de esta experiencia, "y ante la ausencia de un grupo de trabajo de Atención Inicial del Trauma Pediátrico (AITP) en nuestra comunidad), se decidió seleccionar un grupo reducido de profesionales a los que se impartir un curso de formación de formadores que sea el germen del grupo AITP de la Región de Murcia".

Este año, por tanto, previo al curso, "ofrecemos durante el día de hoy el I Curso de Instructores al que asisten 17 profesionales entre médicos, ayudantes técnicos sanitarios (Dues), anestesistas y personal sanitario de servicios de urgencia de distintas comunidades, desde Cádiz, Córdoba, Madrid o Murcia, con el objetivo de formar a los profesores que posteriormente podrán impartir el curso de AITP".

Hernández Bermejo ha señalado en comunicado que "es un hecho demostrado que en aquellos lugares donde se han implantado estos cursos se ha logrado disminuir la morbilidad y mortalidad de lo niños accidentados, evitando en la medida de lo posible, las muertes y discapacidades que se producen por las atenciones en los primeros momentos".

La enfermedad "accidente" de origen traumático representa, hoy en día, la principal  causa de muerte en niños mayores de un año en los países del primer mundo, y representa un 50 por ciento del global en esta población infantil.  Uno de los mejores y más eficaces medios para combatirla es incrementar los mecanismos de prevención al igual que realizar una estabilización inicial de calidad del trauma pediátrico.

El curso, dirigido a pediatras, cirujanos, especialistas de urgencias y médicos de atención primaria, entre otros, tiene como objetivo general por tanto capacitar a los alumnos para diagnosticar, estabilizar, categorizar y transportar, si fuera necesario, al paciente pediátrico víctima de un politraumatismo grave, promoviendo la rapidez de ejecución de técnicas y maniobras básicas para la atención en este tipo de patologías.

Al mismo tiempo, otra de las metas del curso es facilitar herramientas a los profesionales que les permitan mejorar la coordinación entre la asistencia prehospitalaria y la hospitalaria para que los resultados finales sean óptimos.