Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 11:00

El Hospital de Manacor organiza una jornada sobre la fractura de cadera en los ancianos

Desde abril de 1997 hasta ahora se han tratado más de tres mil casos en personas mayores

Jueves, 11 de abril de 2013, a las 15:52

Redacción. Palma
El Hospital de Manacor organizará una jornada multidisciplinar sobre la fractura de cadera en pacientes ancianos. El objetivo es que los profesionales puedan observar cómo se atiende y se trata a los pacientes ancianos que han sufrido este tipo de fractura.

Isidro Marimón, coordinador del grupo de trabajo y Cinta Escuder,coordinadora del tratamiento médico de la osteoporosis.

Asistirán personal médico y de enfermería, y personal técnico de anestesiología y fisioterapia de diferentes hospitales de España, que podrá conocer la metodología de trabajo y la experiencia del Hospital de Manacor, y debatir sobre este problema de salud.

Periódicamente, el Servicio de Traumatología organiza esta jornada, de la que Isidro Marimón es el coordinador del grupo de trabajo y Cinta Escuder se ocupa del control y el tratamiento médico de la osteoporosis.

Desde abril de 1997 hasta ahora, el Hospital de Manacor ha tratado más de tres mil fracturas de cadera en personas ancianas.
Y fue en 1999 cuando en el Hospital de Manacor se empezó a trabajar este problema creando un grupo multidisciplinario y desarrollando un proceso de fractura de cadera, cuya evaluación ha permitido detectar que cada año se deben operar más fracturas de cadera. Es un hecho que el sistema sanitario tiene un problema creciente de gran magnitud en el incremento de las fracturas por fragilidad, entre las cuales la de cadera es la que tiene más repercusión clínica y sociosanitaria.

Finalmente, en el año 2010 el Hospital de Manacor fue pionero en la implantación del Programa Fractura Geriátrica, que promueve una visión multidisciplinar de las fracturas de cadera en los pacientes ancianos. Para abordar este problema es fundamental tratar a los pacientes de manera multidisciplinaria y en el contexto de pacientes frágiles: edad avanzada (edad media de 82 años), incidencia alta de comorbilidades (más del 60 por ciento), alteraciones cognitivas, desnutrición o riesgo de padecerlo, alto grado de dependencia y pacientes con alguna fractura osteoporótica grave (como la fractura de cadera).

Este enfoque multidisciplinario ha demostrado eficacia en la calidad asistencial y el trato de estos pacientes, por lo que hay que trabajar en equipo con protocolos estandarizados. Marimón, responsable actual del Programa Fractura Geriátrica, explica que "basamos nuestro método en la demora quirúrgica baja, las estancias cortas y la prevención de caídas y de segundas fracturas. Todo esto tiene el objetivo de mejorar el resultado clínico y funcional de los pacientes y que el mayor número posible de pacientes consiga volver al estado previo a la fractura".