19 nov 2018 | Actualizado: 21:40

El Hospital Aita Menni acoge la nueva Unidad de Psiquiatría Legal

Está dotada con mayores medidas de seguridad que las propias de un centro sanitario

Jueves, 06 de diciembre de 2012, a las 14:56

Redacción. San Sebastián
El Hospital Aita Menni, dedicado a la atención de los enfermos mentales, la rehabilitación de personas con daño cerebral y el cuidado de personas mayores, ha inaugurado la nueva Unidad de Psiquiatría Legals, en un acto celebrado en Arrasate con la participación del presidente de la Audiencia de Gipuzkoa, Iñaki Subijana, el viceconsejero de Sanidad del Gobierno Vasco, Jesús María Fernández Díaz, y el director territorial de Sanidad, José María Begiristain.

Jesús María Fernández Díaz, viceconsejero de Sanidad.

Este nuevo centro de internamiento forma parte de una serie de pautas de actuación del sistema judicial y sanitario en el área de la salud mental elaborado gracias a la colaboración de diferentes profesionales de estos ámbitos.
Las pautas establecen, a modo de protocolo, una serie de mecanismos de actuación "para conseguir una atención sanitaria adecuada de todos los casos que, presentando una patología psiquiátrica crónica, se vean incursos en procedimientos judiciales".

La nueva unidad del Hospital Aita Menni contará con cinco plazas ampliables a diez, que serán asignadas a personas con trastornos mentales graves que "requieran niveles excepcionales de seguridad, contención y vigilancia" para "asegurar el mantenimiento del paciente" en el centro y que resultan "imposibles de procurar en el resto del sistema medio sanitario".

Está previsto que una vez que los internos sean controlados clínicamente en este centro, el médico responsable pueda proponer al juez de vigilancia penitenciaria y al tribunal sentenciador o al juez de Ejecución Penal, según los casos, que se dé el alta hospitalaria al enfermo, "para su valoración y adopción de las medidas oportunas fuera del ámbito hospitalario".

El presidente de la Audiencia de Gipuzkoa, Iñaki Subijana, se ha felicitado por el "espacio de encuentro" entre el sistema judicial y sanitario que otorgan las citadas pautas de actuación, que suponen "una convergencia para afrontar de forma coordinada y desde el pleno respeto" la atención sanitaria a la personas con enfermedades mentales "que entran en contacto con el sistema judicial".

De esta manera, se han individualizado cuatro situaciones: condenas de cárcel con sustitución por una pena con seguimiento de tratamiento médico; medidas privativas o no de libertad para personas que por su dolencia no pueden ser imputados; casos en los que antes de un juicio penal se acuerdan medidas cautelares de privación de libertad para evitar posibles nuevos delitos, y situaciones en las que en el marco de un juicio civil se autoriza el internamiento de una persona con trastorno psíquico para su diagnóstico y tratamiento.

El presidente de la Audiencia ha aclarado que, gracias a estas medidas, una vez determinado el caso concreto al que se enfrente el juez o tribunal, el sistema sanitario podrá "identificar y poner a disposición del sistema de justicia las estructuras y recursos asistenciales existentes para, en cada caso, implementar el tratamiento terapéutico más idóneo".