Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00

El Gregorio Marañón lidera el primer tratamiento para reparar el tejido cardiaco usando células madre

Consigue reducir el tamaño de la cicatriz y mejorar la función cardiaca

Viernes, 30 de enero de 2015, a las 14:03
Lorena Martínez. Madrid
El Hospital Gregorio Marañón ha presentado este viernes el primer tratamiento destinado a reparar el tejido cardiaco tras un infarto mediante células madres del corazón de un donante. El proyecto se encuentra actualmente en fase de ensayos y es el primero a nivel mundial que utiliza células humanas alogénicas del corazón -esto es- de un donante y no del propio paciente, algo que permite una disponibilidad inmediata y con ello una más rápida intervención.

Cristina Garmendia, presidenta de Genetrix; Javier Maldonado, consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid; Ricardo Herranz, gerente del Hospital Gregorio Marañón y Francisco Fernández-Avilés, jefe del servicio de cardiología del Hospital Gregorio Marañón

Con el apoyo de la Comisión Europea a través del programa Caremi, el ensayo se ha llevado a cabo sobre siete pacientes (se esperan 55) con resultados positivos que no han reflejado efectos secundarios ni rechazo al tratamiento.

Un primer paso que Francisco Fernández-Avilés, jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Gregorio Marañón, valora con optimismo, pues “se ha superado la fase más crítica” y, con ello, se ha obtenido seguridad. “Se trata del primer estudio de la historia con este tipo de células y tenemos una gran esperanza de que sea eficaz y sirva para mejorar la calidad de vida de los pacientes infartados”, señala el profesional, quien explica que el “momento ideal” para la administración se da entre el quinto y el décimo día tras haber sufrido un infarto, pues para entonces “la inflamación se ha reducido y la garantía de éxito es mayor”.

El desarrollo de la investigación se ha llevado a cabo con la colaboración del grupo biotecnológico Genetrix, cuya presidenta, Cristina Garmendia destaca que nuestro país se encuentra “a la cabeza en el desarrollo de medicamentos innovadores basados en células madre adultas que ofrecen soluciones a problemas clínicos no resueltos”. En este caso, Garmendia ha destacado que el infarto de miocardio es uno de los principales “problemas de salud en los países desarrollados”, donde se dan más de un millón y medio de casos cada año. Además, la responsable indica que las innovaciones en medicina regenerativa  resultan especialmente relevantes en España, líder mundial en trasplantes.

Javier Maldonado, consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, ha querido estar presente en el acto, en el que se ha mostrado orgulloso de liderar una región “con la mejor Sanidad de España” y donde ha dedicado palabras de agradecimiento al equipo investigador. “Se trata de un hito histórico que demuestra una vez más la calidad de los hospitales públicos de Madrid”. Maldonado  ha subrayado su “compromiso con la sanidad pública y la investigación”, siendo esta “el pilar fundamental para impulsar la actividad sanitaria y mejorar el bienestar de los enfermos”.