Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 11:00
Lunes, 13 de febrero de 2012, a las 15:09

Redacción. Bilbao
Para garantizar un adecuado seguimiento a las mujeres a las que se han implantado las prótesis mamarias PIP, el Departamento de Sanidad y Consumo del Gobierno Vasco ha instado mediante carta a los centros privados que han realizado estas intervenciones en Euskadi a ponerse en contacto con las pacientes con el objeto de informarlas y ofrecer las medidas de cuidado que se consideren oportunas en función de cada caso.

El número de mujeres que han recibido este tipo de implantes en Euskadi es de 173; 172 en Guipuzcoa y 1 en Álava, de acuerdo a una encuesta telefónica realizada por el Departamento con todas las clínicas privadas de Euskadi durante esta última semana.

En lo que respecta a los casos de utilización de estas prótesis en Osakidetza; se han efectuado 10 implantes a 8 personas en el Hospital Donostia. En ningún caso se han registrado problemas por los implantes, aún así se ha citado ya a todas estas mujeres para realizar una revisión e informarles de la situación.

Hay que recordar que los problemas con las prótesis PIP fueron detectados en marzo de 2010 cuando se comprobó que algunas de estas prótesis presentaban un problema de rotura e irritaciones locales. En aquellos momentos, y hasta ahora, los datos suministrados por el distribuidor de las citadas prótesis no incluían ninguna clínica ni centro sanitario del País Vasco como receptores de las prótesis. Es a raíz de nuevas informaciones aparecidas en Francia sobre posibles efectos a medio y largo plazo de las prótesis PIP cuando se reactiva el pasado mes de diciembre la alerta en toda Europa.

A raíz de una encuesta realizada por el Departamento de Sanidad y Consumo, en coordinación con el resto del Sistema Nacional de Salud a todas las clínicas y hospitales del País Vasco se ha podido comprobar que sí se produjeron implantes con dichas prótesis.