Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 12:40

El Gobierno dice a los sindicatos que hablar de subir salarios no es una reivindicación “solidaria”

Reconoce que es “lícita” pero no corresponde por la situación actual de crisis

Lunes, 06 de octubre de 2014, a las 13:23
Redacción. Bilbao
Las declaraciones de los representantes de los sindicatos en Osakidetza durante las manifestaciones de este sábado, se celebraron en las tres capitales vascas para reclamar negociar las condiciones de trabajo de los empleados, no han sentado nada bien al Gobierno autonómico. De ahí que el Departamento de Salud y la Dirección General de Osakidetza hayan emitido un comunicado oficial para responder las acusaciones de que los recortes están poniendo en peligro el sistema sanitario del País Vasco.

Según la Administración, la negociación colectiva “ha estado abierta a lo largo de todo el año” y ha criticado que los sindicatos “tan solo están dispuestos a negociar” si se habla de aumentar salarios y de reducir horas de trabajo.  “Una reivindicación lícita pero que, dada la situación económica general actual, en modo alguno es correspondiente ni solidaria con el resto de la sociedad, en la que quien mantiene su puesto de trabajo ha adecuado su situación a las circunstancias de esfuerzo que la ocasión requiere”, expresa el comunicado.

Pero el documento va a más y acto seguido hace un recordatorio a los manifestantes: “Los sindicatos conocen que en Osakidetza la jornada laboral es menor  y los salarios mayores que en el resto de los servicios de salud de las comunidades autónomas”, indica, para añadir, más tarde: “Euskadi es la comunidad autónoma que más dinero invierte al año por persona, 1.541 euros, y uno de los sistemas sanitarios mejor valorados a nivel de todo el Estado”.

Por último, tanto el Departamento de Salud como Osakidetza afirman que se mantiene el compromiso “con el empleo público”, para acabar, finalmente, agradeciendo a los trabajadores de Osakidetza “su implicación y buen hacer para que todas las personas en Euskadi puedan seguir disfrutando de un sistema sanitario público y de calidad”.