Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

El Gobierno prohíbe a los profesionales sanitarios alargar su edad de jubilación

La norma obligará a 400 trabajadores públicos a dejar sus puestos, aunque recoge algunas excepciones

Viernes, 27 de julio de 2012, a las 14:17

Redacción. Murcia
El consejero de Economía y Hacienda, Juan Bernal, ha informado este viernes sobre la resolución del consejo de Gobierno de inscribir una nueva medida en el Plan de reequilibrio de la Ley de ajuste presupuestario por la que se va a regular la no prolongación de los servicios de aquellos trabajadores públicos de las administraciones y de los centros sanitarios y educativos que estén en edad de jubilación.

Ramón Luis Valcárcel, presidente de la comunidad, y Juan Bernal, consejero de Economía.

En este sentido, el consejero ha manifestado que durante los dos años siguientes a la entrada en vigor de la Ley presupuestaria se prohíbe alargar "la permanencia en el servicio activo" de los mayores de 65 años, "salvo algunas excepciones", lo que significa que "se deberá proceder a la jubilación conforme se llega edad estipulada".

En relación a la situación de los trabajadores que tienen concedido este permiso actualmente, Bernal ha explicado que se "procederá a sus suspensión con fecha límite a 31 de agosto de 2012", en relación a los docentes, "y en un plazo máximo de 9 meses", en referencia a los otros trabajadores públicos. Así, esta medida afectará a un total de 400 profesionales.

Al mismo tiempo, el vicepresidente ha concretado que existen "excepciones que se podrán conceder a título personal" y ha añadido que quienes forman parte ya de esta prolongación "dispondrán de un plazo de dos meses para solicitarla".

Entre la excepciones que el Gobierno regional han precisado, se da que, se permitirá en aquellas situaciones que "sea necesario para adquirir el derecho de pensión de jubilación", por falta de años a la contribución de Estado y durante "el periodo de tiempo imprescindible". Igualmente, han señalado que "se excepciona también a el personal investigador de reconocido prestigio en el comunidad científica".

La junta de gobierno también ha señalado entre estas excepciones aquellos casos en los que se dé "la falta de un especialista en un determinado rango y perfil profesional" que permita su sustitución, ya que no dispone de la formación suficiente. Así, Bernal ha explicado que se prolongaría, siempre de forma voluntaria del trabajador.

Por último, en el ámbito de la asistencia sanitaria serán excepción aquellos "profesionales que desempeñen jefaturas de servicio y unidades de similar responsabilidad", en los últimos cinco años anteriores a su jubilación y que "dirijan proyectos sanitarios de interés estratégico" para la organización.